Los 7 Magníficos

Entre balas y bellos paisajes del Lejano Oeste, Fuqua lleva al espectador por un viaje de poco más de dos horas que no defrauda, que sabe mantener el ritmo y cuya fortalece recae en la solidez actoral, el montaje y buenas posiciones de cámara.