El Niño

La mayor fortaleza de El Niño radica en el giro final del metraje, el cual la aleja de la cotidianidad de otros films del género y nos lleva a una secuencia muy bien construida de suspenso, donde el espectador logra conectar con las ganas de sobrevivir de la protagonista.