Sorry to bother you

“Sorry to bother you” busca ir mucho más allá de una estructura clásica: encerrándose a sí misma dentro del poderoso discurso de denuncia que busca graficar, la ópera prima de Boots Riley se acerca a un ensayo cinematográfico donde, más que los arquetipos de comedia o los tiempos de montaje, lo importante radica en sumergir a un desprevenido espectador en un viaje donde el futuro y el presente se entremezclan, en una ácida crítica hacia el sector empresarial, el rol del arte, la rebelión obrera y, por sobre todo, la lucha por la integridad, sueños e ideales que conforman a cada individuo.

Anuncios