Serie recomendada: Penny Dreadful

Penny Dreadful agarra diversos personajes insignes del terror y los junta en una historia redonda, orgánica, donde todos calzan sin ningún esfuerzo. Sir Malcolm Murray es un hombre que ha perdido a su hija Mina en manos de algo sobrenatural. Para poder rescatarla, Sir Malcolm necesitará de la ayuda de la amiga de infancia de Mina, la médium Vanessa Ives, y al norteamericano Ethan Chandler y así combatir extrañas fuerzas que dominan las noches de Londres.

Serie recomendada: House of Cards

En esta historia llena de intriga y poder, Kevin Spacey interpreta a Francis Underwood, un senador demócrata de Estados Unidos que ve como su ambición por ser Secretario de Estado se ve eclipsada por la decisión del nuevo presidente del país, a quien Underwood ayudó para ser electo. Junto a su mujer Claire (una increíble Robin Wright), Francis planea su venganza.

Serie recomendada: Transparent

Cada capítulo de esta serie es una verdadera joya. Acá nada sobra ni falta. Los diálogos son justos, las actuaciones magníficas. Yo aplaudo de pie el trabajo que hace Jeffrey Tambor (Mort/Maura) y cómo logra darle veracidad a escenas que podrían haber quedado como una caricatura de la realidad.

Serie recomendada: Masters of Sex

Esta serie, que en un principio solo creí que tendría puras chiquillas desnudas (como Game of Thrones), resultó ser mi mayor descubrimiento del año pasado. De actuaciones soberbias (algunas que hasta lograron superarse en esta segunda temporada), un sólido guión y una utilización de los recursos audiovisuales simplemente soberbia, Masters of Sex queda dentro de mi reducida lista de las mejores series del año.