Dos tipos peligrosos

Dos tipos peligrosos es un film que conoce las mayores fortalezas de su guión y las explota sin inconvenientes. Dueña de grandes implantaciones, el relato engaña frecuentemente al espectador con giros que dominan las claves de un policial.

La gran apuesta

La gran apuesta intenta acercar el tema de la economía a un público desprevenido, haciendo difícil entrar en la primera media hora de relato. El guión es bastante preciso para mostrarnos las razones detrás de la crisis financiera del 2008, apuntando con el dedo a los responsables y castigándolos con frases llenas de ironía y, al mismo tiempo, de desesperanza.