Snowden

Llena de tecnicismo sobre el caso y numerosos personajes que entran a escena pero que no permanecen en la memoria, la película no logra generar ni un mínimo de emoción, ni siquiera la indignación y el horror que afloraban de forma tan natural en el documental de Laura Poitras, Citizenfour.