Los 7 Magníficos

Entre balas y bellos paisajes del Lejano Oeste, Fuqua lleva al espectador por un viaje de poco más de dos horas que no defrauda, que sabe mantener el ritmo y cuya fortalece recae en la solidez actoral, el montaje y buenas posiciones de cámara.

Máxima precisión

Si bien Máxima precisión me recordó a la impecable The hurt locker por los conflictos internos de los personajes, el film del director Andrew Niccol es mucho más generoso con su protagonista, dándole una oportunidad de redención y salvación.

Boyhood

Tengo que admitir que funciona esto de seguir al actor y verlo crecer como su personaje; hace del espectador un testigo activo y vuelve mucho más real las situaciones que se muestran. Porque ese es uno de los puntos fuertes de esta película, ya que identificarse con lo que se proyecta en pantalla es sumamente fácil. La historia no es más que los vaivenes que todos hemos tenido que superar en la vida para llegar a la adultez.