La entrega

La entrega tiene un muy buen montaje y ritmo, grandes diálogos, una dirección de fotografía maestra y unos encuadres donde nada falta ni sobra. Aquí se ocupa todos los elementos para narrar y nada está puesto en la historia al azar. Todo lo que se cuenta tiene una importancia vital en el desenlace de la historia.