Manchester junto al mar

Manchester junto al mar es una película desgarradora, que se sufre de principio a fin con el mismo dolor con que uno se enfrenta a los pequeños dramas de la vida cotidiana. Con actuaciones sobresalientes, el film se eleva como una joya gracias a un cuidado guión y una puesta en escena naturalista, que permite que los personajes crezcan y den a conocer su intimidad lentamente frente a los ojos del espectador.

Horas Contadas

Con unos secundarios muy bien actuados, pero mal aprovechados en el relato, Horas Contadas se queda en muy buenas escenas de la travesía del bote contra las olas, pero olvida la emoción detrás del drama humano de debatirse entre la vida y la muerte.