Avengers: Endgame

Avengers: Endgame es un final digno y una consolidación de Marvel en la creación de imaginario. Es un film entretenido para el espectador más desprevenido y una montaña rusa de emociones para el más fanático. Sin embargo, termina cayendo en estereotipos que solo logran sobrellevarse si se toman en cuenta las películas individuales de cada uno de sus protagonistas.