El cuento de la princesa Kaguya

“El cuento de la princesa Kaguya” es una obra maestra hermosa y desgarradora, que se alza como un último grito de la animación tradicional, posicionado a una poderosa mujer al centro de un relato profundo, mitológico y absolutamente actual.

Anuncios

Ready Player One

Aunque entretenida y de visionado rápido, lo dirigido por Steven Spielberg es consumo fácil para seguidores nostálgicos: llena de referencias a la cultura pop de los 80, la película es una odisea predecible, con personajes superficiales y una moraleja tan anticuada como las decenas de referencias que intenta casi a la fuerza colocar en la historia. 

La bella y la bestia

Sin demasiada actualización y cuya historia parece un retroceso en el discurso que Disney desarrolló con Moana y Zootopia, el largometraje de Bill Condon ofrece una anécdota donde abundan los efectos especiales y los eventos fortuitos y donde falta, aunque no lo crean, amor.

Ratchet y Clank: la película

Acá hay un film que sigue la infalible receta del viaje del héroe, pero que olvida entregarle mayor tridimensionalidad a sus secundarios. El plan de los villanos es quizás lo más irrisorio de todo el relato, dejando de manifiesto que aquí lo que importa son las escenas de acción y la comedia.

Alicia a través del espejo

Dueña de una dirección de arte impecable, pero que luego de un tiempo termina por cansar tanto al ojo como la mente, lo dirigido por James Bobin es un relato lleno de anécdotas pequeñas, que poco justifican la épica que intenta vender al espectador.

El Libro de la Selva

La nueva versión dirigida por Jon Favreau sorprende con su factura técnica y su buen sentido del ritmo. Pocos respiros hay en esta nueva versión de El Libro de la Selva, lo que no le quita el mérito de brindarle grandes momentos al protagonista y al universo de secundarios.

Divergente La Serie: Leal

Leal es un film que se desmorona al poco andar. Entretenida pero sin mucho más que ofrecer al espectador más exigente, las aventuras de Tris y Cuatro siempre parten con un descubrimiento y terminan con un giro que amarra a duras penas un relato flojo en sus 2 horas de duración.

Víctor Frankenstein

Víctor Frankenstein es una adaptación que se aleja del tono de la historia original, creando así un film de estética pop, montaje rápido y bien logradas escenas de acción. El largometraje de Paul McGuigan conoce muy bien a su público objetivo, logrando una película entretenida, dinámica y muy astuta al conocer las limitaciones de su adaptación.

El Principito

Una pequeña niña debe comenzar una nueva etapa escolar bajo la estricta mirada de su madre. Sin embargo, su perfecta rutina se ve interrumpida por un extravagante vecino, quien le cuenta la historia de un piloto, el cual choca en el desierto y conoce a un pequeño niño de un planeta distante.