Parasite

Transitando por la comedia, el drama y el thriller, “Parasite” es un brutal relato que nos habla de una Corea del Sur dividida entre dos clases sociales que difícilmente podrán encontrar un punto de reconciliación. Dirigida por Bong Joon-ho y ganadora de la Palma de Oro de la última versión del Festival de Cannes, el largometraje cautiva e incomoda en partes iguales.

Anuncios

Sr. Link

“Sr. Link” nos guía a través de un relato donde la inclusión es el lema y donde las palabras son claves en construcción de realidad. Como un eslabón perdido que parece no caber en las rígidas categorías sociales, Lionel encuentra en Sr. Link/Susan el valor para enfrentarse a estrictos códigos y utopías para descubrir que el mundo no fue creado por grandes hombres, sino más bien por apasionantes hazañas donde el género poco importa.

Destrucción

Con una Nicole Kidman de perfecta interpretación, “Destrucción” exige al espectador un compromiso con la historia que se ve recompensado con la libertad del mensaje final, donde el relato se escapa de lugares comunes para internarnos en un laberinto donde la redención no es para nada un trabajo sencillo.

Godzilla 2: El rey de los monstruos

Olvidando la perspectiva humana frente a las enormes bestias, “Godzilla 2: El rey de los monstruos” termina siendo un festín de efectos especiales, sonidos ensordecedores y diálogos incómodos, con un reparto que poco tiene para entregar y con un Godzilla que hasta podemos ver en un primer plano mirando hacia la cámara, un error que resta poderío y terror cuando hablamos del género kaiju.

Modest Heroes

Con un expresivo diseño de personajes y una animación pulcra y a ratos sublime, Modest Heroes es mucho más que tres historias independientes contadas en un mediometraje de 53 minutos. Emotiva y clara en su discurso, lo dirigido por Yonebayashi, Momose y Yamashita es un deleite visual y sonoro que busca acercar al espectador a cuatro vidas que pueden parecer sencillas y comunes a primera vista, pero que se transforman en pequeños héroes cuando se trata de defender lo más preciado: la familia, la vida misma y la identidad.

Avengers: Endgame

Avengers: Endgame es un final digno y una consolidación de Marvel en la creación de imaginario. Es un film entretenido para el espectador más desprevenido y una montaña rusa de emociones para el más fanático. Sin embargo, termina cayendo en estereotipos que solo logran sobrellevarse si se toman en cuenta las películas individuales de cada uno de sus protagonistas.

Shazam!

Lo dirigido por David F. Sandberg vuelve a poner el ojo en los preadolescentes y sus dilemas actuales, que van desde el poder de las redes sociales en su construcción de mundo hasta la fortaleza y verdad de los lazos con que se establece verdaderamente una familia. Con bastante humor físico y un villano que apela directamente a los padres, Shazam! se disfruta de principio a fin con alma de niño.

Clímax

Gaspar Noé vuelve a la pantalla grande con una desenfrenada fiesta donde las convenciones sociales desaparecen, emergiendo el lado más animal de unos jóvenes bailarines que creen gozar a plenitud de la juventud y la libertad. “Clímax” es desenfreno, saturación, desesperación, goce y oscuridad.

Nosotros (Us)

Siendo esta la segunda película de Jordan Peele, “Nosotros” es una refrescante película de horror que se aleja de fórmulas ya probadas y sustos fáciles, sumergiendo al espectador en una historia donde abunda la tensión y los símbolos.

Cold War

5 años después de realizar la maravillosa “Ida”, Pawel Pawlikowski llega nuevamente a la pantalla grande con “Cold War”, una trágica historia de amor de posguerra donde dos músicos no logran encontrar un lugar en el mundo que les permita vivir libremente su romance. Justa y merecida ganadora del premio a mejor dirección en Cannes, lo nuevo de Pawlikowski es una genialidad en blanco y negro donde cada encuadre resulta en una obra de arte que deja sin palabras por su belleza y desolación.