Aquaman

Arthur Curry (Jason Momoa), también conocido como Aquaman, es un habitante de un poderoso reino subacuático que recibe el nombre de la Atlántida. En esta película conoceremos sus orígenes, desde que era un niño criado por un hombre humano y considerado un paria por los suyos, hasta que crece y debe hacer frente a los problemas que han aparecido en su mundo. Entonces, este hombre mitad humano y mitad atlante, emprenderá el viaje de su vida, en el que tendrá que descubrir quién es realmente y si es digno de ser un rey.

Dirigida por James Wan (Rápido y Furioso 7, El conjuro), Aquaman es un film entretenido, ágil y con mucha acción. En su forma, el largometraje es correcto, con un montaje dinámico y unas secuencias de peleas que permiten identificar con facilidad quién es quién durante el combate. Sin embargo, el film termina olvidando el fondo: si bien se establece durante algunos minutos la problemática medioambiental y la explotación y contaminación de los océanos, Aquaman termina desdibujando cualquier discurso debido a un guión débil, una ausencia de villano y un protagonista que, si bien es carismático, no logra sostener con éxito las casi dos horas y media de duración de la película. 

DC Comics sigue en sus intentos de llevar a la pantalla grande a sus superhéroes más icónicos. Con una sorprendente y sólida Mujer Maravilla y una ligera y olvidable La liga de la justiciaAquaman tenía bastante presión sobre sus hombros. Si bien el personaje encantaba al formar equipo con Batman, Mujer Maravilla, Superman, Cyborg y Flash, el largometraje en solitario del rey de los mares se va debilitando al pasar de los minutos, debido a un guión poco pretencioso que solo busca la más básica entretención. Jason Momoa es físicamente imponente y su indudable carisma de chico rudo ayuda a soportar hasta los momentos más incómodos que se establecen en los diálogos. No obstante, esa misma actitud que en un principio encanta y hace reír, luego de dos horas de metraje se vuelve algo infantil (al igual que la premisa que sostiene el relato) e impide una verdadera conexión con el espectador, debido a un super hombre cuya humanidad nunca es verdaderamente puesta a prueba para darle matices psicológicos al personaje. 

Willem Dafoe y Nicole Kidman son dos grandes secundarios que, aunque lo intentan, muchas veces no pueden escapar de los clichés de los diálogos y acciones del guión. Amber Heard da vida a una correcta princesa Mera; sin embargo, la historia olvida el poder de este personaje femenino y termina utilizándolo solo como el objeto amoroso del protagonista, restándole una mayor dimensión a esta superheroína acuática. Entre toda la ligereza con que se construyen a los personajes a lo largo del film, emerge un enfoque de extraña seriedad hacia la Atlántida y sus habitantes, quienes utilizan como vehículos caballos de mar. Quizás es esta gravedad la que le quita cierta credibilidad al relato y, por sobre todo, al tono actoral en el que Momoa siempre se encuentra, uno muy cercano al humor físico y de pocas lecturas. 

James Wan le brinda al largometraje toda la técnica que viene desarrollando desde su cine de terror, lo que se agradece y queda de manifiesto en los inicios del film, en la batalla de Aquaman contra los piratas. De hecho, acá emerge un atractivo antagonista que luego es desechado en su crecimiento, volviéndose unidimensional y predecible. Es en esta misma secuencia de los inicios donde el protagonista se enfrenta a una decisión que hace tambalear su definición del bien y el mal, algo que tampoco se desarrolla y que luego solo culmina en un diálogo explicativo y poco relevante. Lo mismo sucede con el mensaje que busca entregar el film más allá de las escenas de acción: el tema de la contaminación y explotación de los océanos es descuidada para dar paso a una rivalidad entre hermanos sin mucha profundidad, la cual se sustenta en las proclamas infantiles de dos hombres adultos que quieren comprobar quién tiene el tridente más robusto y poderoso. 

Aquaman se estructura gracias a múltiples referencias muy identificables. Desde Moana y Cómo entrenar a tu dragón 2, hasta mirar con atención lo que está haciendo Marvel con Thor 3 y la sólida Black Panther, el largometraje olvida que de la mezcla de referentes siempre debe salir algo nuevo, propio y quizás es por esto que la historia de Aquaman se siente algo carente de identidad. Además, es debido a esta misma comparación que el inicio del héroe acuático se siente tan ingenua y poco ambiciosa: donde triunfa Black Panther con su discurso racial o Thor 3 con su mensaje sobre la migración, Aquaman parece no encontrar una razón de ser, un ideal que perseguir más allá de hacer reír y sorprender con los efectos visuales. Las películas de superhéroes son un género que lleva más de 10 años en la pantalla grande, por lo que siempre hay que exigirles más. Ya no basta la premisa textual sacada de los cómics, lo que se busca ahora es una verdadera adaptación, esa que trae al personaje hacia las problemáticas actuales y lo utiliza como vehículo para llegar al público masivo con un mensaje significativo. 

Con un guión débil y personajes poco desarrollados, Aquaman sigue una fórmula de entretención poco actualizada para lo que el género de superhéroes puede llegar a ofrecer. Técnicamente correcta aunque olvidable, el largometraje es una rabieta infantil que poco se cuestiona las problemáticas del mundo que le rodea. Todo gira en torno a encontrar el tridente definitivo que destroce a todos los otros, como si solo eso definiera el carácter de un rey o un héroe. No basta solo un arma robusta para ganarse la fidelidad y lealtad de todo un pueblo, ni menos el compromiso de un espectador más crítico con una historia que se debilita con cada minuto que pasa. 

Anuncios

Un comentario en “Aquaman

  1. Pingback: Podcast #2: Horriblemente delicioso, Aquaman | Cine Chasquilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s