Tully

Marlo (Charlize Theron) es madre de tres hijos, entre ellos uno recién nacido. Su hermano le regala los servicios de Tully (Mackenzie Davis), una niñera dispuesta a ayudarla con sus pequeños por la noche. Se trata de una joven reflexiva y llena de sorpresas, con quien Marlo se mostrará reticente, aunque finalmente ambas crearán un fuerte vínculo.

Escrita por Diablo Cody (Juno, Young Adult) y dirigida por Jason Reitman (Up in the Air, Juno),  Tully es el retrato de una mujer superada por la maternidad, la rutina y la familia. Lejos de los clichés complacientes que pueden contarse sobre convertirse en madre y pilar del hogar, la película es honesta en su visión sobre la mujer que queda detrás de la madre, aquella relegada entre obligaciones y rutina. Con una Charlize Theron sorprendente y brutal en la naturalidad de su interpretación, Tully habla de la reconstrucción de una mujer luego de quedar vacía y quebrada después del trabajo de parto y la crianza.

tully

Marlo está disconforme. Tiene 2 hijos, está embarazada y tiene un matrimonio al que parece habérsele acabado la pasión y la sorpresa. Su hijo requiere mayor atención, por lo que el colegio quiere expulsarlo. El bebé es un huracán de falta de sueño y cansancio. Con todo eso en mente, Marlo sueña con el nado libre de una sirena. Y su hermano, quien parece tener una vida perfecta a primera vista, le regala los servicios de una niñera nocturna para evitar que tenga un colapso. Así aparece Tully, una joven veinteañera sin grandes responsabilidades, que comienza no solo a ocuparse del bebé, sino también de las inseguridades y vacíos de Marlo. De esta forma, Tully es un relato que se constituye por las pequeñas peleas que conforman la maternidad, con sus triunfos y derrotas. Con la presión constante de alcanzar la perfección y felicidad en el hogar, el largometraje pone en su centro a una mujer que está tan preocupada de cuidar de otros que se ha olvidado de encargarse de sí misma.

Marlo y Tully se miran, reflejan, comprenden y quieren. Ambas viven procesos donde lo femenino parece definirse por normas preestablecidas contra las cuales es difícil batallar sola. Marlo reflexiona sobre lo difícil que va a ser el futuro de su hija solo por ser mujer. Las mujeres no sanan, le dice Marlo a Tully luego de que esta se pelee con su mejor amiga, y concluye con la demoledora sentencia de que por eso usamos tanto maquillaje. De eso habla el film: de las cicatrices físicas y emocionales inherentes a lo femenino en el rol de hija, hermana, amiga, madre y esposa.

original

Charlize Theron entrega una sólida actuación que conecta rápidamente con el espectador. Brindándole un arco de desarrollo a su personaje que va desde la contención de un inicio hasta la Marlo desbordante del final, Theron logra sostener sobre sus hombros el peso dramático del largometraje. Sin embargo no está sola: Mackenzie Davis hace de su personaje una cómplice perfecta de la protagonista, no solo elevando los grandes momentos que el guión le otorga a Marlo, sino que construyendo un secundario expresivo y honesto en sus acciones y palabras.

El guión transita entre lo amargo y lo dulce con la misma fluidez con la que cada uno enfrenta la vida cotidiana. La protagonista busca respuestas a su soledad e insatisfacción, aún cuando es amada por su entorno familiar, debido a que ha olvidado cómo mirarse a sí misma y reconocerse entre las heridas que la marcan.

mv5bytgwztixn2qtmzmxzc00ytbilwfimgetmmrhywe3zdziywezxkeyxkfqcgdeqxvynjaznzg5mji-_v1_-1024x558

Tully es un largometraje que habla de la búsqueda de las pequeñas libertades de las mujeres luego de la maternidad. Sin tratar de vender el vínculo de madre e hijos como un paraíso, la película se centra en la mujer que queda detrás de las responsabilidades, aquella que se relega al punto de olvidarse hasta quedar vacía y al borde del precipicio. Con un giro final que sorprende y un montaje que enseña todos los detalles de la rutina de la protagonista de forma dinámica y cautivante, Tully es una mirada honesta y fresca sobre lo femenino y los diversos roles que las mujeres realizan en la vida diaria. Porque luego de sentirse ahogada y perdida en el fondo del mar, Marlo emerge hacia la superficie para inspirar hondo una vez más y seguir luchando, en un viaje de constantes revelaciones y renacimientos.

buena

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s