Serie recomendada: Devilman Crybaby

Los demonios invaden el mundo luego de estar dormidos por millones de años. En ese contexto Akira, un tímido muchacho, es forzado por su amigo Ryo a fusionarse con un poderoso demonio, con el fin de lograr pelear contra ellos por el bien de la humanidad. Sin ser ni humano ni demonio, Akira mantiene aún su corazón intacto para convertirse en un Devilman capaz de todo con tal de proteger lo que ama.

Basada en la obra del mangaka Go Nagai (creador de Mazinger Z, quien cumple 50 años como artista), Devilman Crybaby se convierte en una serie que va mucho más allá de dar tributo a su autor. Con una animación sobresaliente, el director Masaaki Yuasa (The Tatami Galaxy y la imperdible Ping Pong) actualiza sin temor a la censura a un Devilman que habla sobre la naturaleza humana y los más profundos y horrendos demonios que habitan en el gris entre el bien y el mal.

devilman1

Si hay algo que sobresale en la serie es el desarrollo de personajes y el trabajo de guión. Cada capítulo está minuciosamente pensado, logrando una gran pieza redonda a través de pequeñas notas que se van descubriendo y uniendo ante los ojos del espectador. Devilman Crybaby fluye y sorprende en cada paso que da, quizás porque no teme en sobrepasar los extremos de la violencia, el sexo y hasta del humor. La decadencia humana y sus demonios son acá retratados en una animación soberbia, de trazo suelto, que le permite a los personajes moverse por un universo que va más allá de los límites de la realidad. Expresivos y rápidos en movimiento, el mundo creado por Masaaki Yuasa es altamente narrativo no solo con palabras, sino también con los silencios, el sonido, los rostros de los personajes y sus vestimentas.

Akira es el negro, Ryo es el blanco. Entre ellos los papeles se invierten constantemente, en una lucha que no solo pone en juego su integridad, sino también los verdaderos significados y valores atribuidos a la amistad, el amor, la justicia y la bondad. Entre ellos y sus conflictos, se alzan unos secundarios que viven al paralelo el mismo viaje que los protagonistas. Miki Makimura y “Miko” Kuroda, ambas atletas, pero una más popular por su rapidez, belleza y rectitud, mientras que la otra batalla constantemente contra los prejuicios y la indiferencia de sus pares, los mismos que le quitaron el Miki y la transformaron en “Miko”. Wamu y su banda de rap, quienes entre canciones y largas caminatas por la ciudad logran comprender la sociedad y sus individualidades mejor que cualquier discurso de algún intelectual o político. La familia Makimura, quienes entre oraciones y absoluta comprensión buscan darle un refugio a sus hijos del dolor y el odio del mundo exterior. Y Taro, el hermano pequeño de Miki, un niño obsesionado con la serie de 1972 de Devilman y su concepto de justicia, que se ve atrapado en la espiral de violencia que se vive en las calles, la televisión y las redes sociales.

devilman-crybaby-ryo-and-akira

Entre la lujuria desbordada, la sangre y la mortalidad de los seres vivos, Akira no se deja dominar por su demonio y sigue derramando lágrimas no por el egoísmo del sufrimiento propio, sino más bien por la desolación que silenciosamente se devora su alrededor. El mundo ya no parece ser pequeño y de respuestas cortas, como cuando se vive la infancia. Sumergido en la adolescencia y sus cambios, Akira lucha por mantener intacta su esperanza por la humanidad, aunque la inocencia ya ha sido perdida en una fiesta de sexo y drogas. Con una mirada crítica sobre la esencia del mal, la serie se convierte en un lamento sobre la perdición del ser humano a través del odio y la brutalidad de otros seres humanos. Podemos ser fuente de vida y milagro, pero mucho más de destrucción y muerte cuando somos puestos a prueba.

Con 10 magníficos episodios, Masaaki Yuasa toma uno de los personajes insignes del gran Go Nagai y lo hace suyo, siendo ese quizás el mayor homenaje que se le puede hacer a su creador. Sin temores ni tabúes, el director sumerge al espectador en un viaje donde el heroísmo puede estar en una pequeña buena acción y donde las bestias más salvajes viven dentro de cada uno de nosotros. Tocando temas como la explotación de menores, la violación, la violencia anónima de las redes sociales, la apatía, el individualismo y la locura detrás del instinto de supervivencia, Devilman Crybaby es una animación sin miedo a mostrar gráficamente los extremos, retratando un mundo que parece destinado a la aniquilación.

903553

Siendo un niño, Akira decide cuidar a un gato malherido a pesar de que en su interior sabe que va a morir. Pero no lo deja de intentar, aunque ello desconcierte a Ryo. Y llorará cuando esa vida desaparezca, porque una huella de esa existencia queda aún después de que el cuerpo muera. Akira, Miki y Miko bien lo saben, traspasando ese testigo como si de una carrera de relevos se tratase. Con un apartado técnico muy superior al que la temporada de animé nos tiene acostumbrados (quizás se debe a que es producido por Netflix exclusivamente para su plataforma, sin pasar por el filtro de la televisión tradicional), Devilman Crybaby es un imperdible por las reflexiones y el mensaje que hay detrás de cada uno de los capítulos que la componen. Si Go Nagai es un maestro al crear esta historia en los años 70, Masaaki Yuasa llega a lo más alto al actualizarla y brindarle el dinamismo y la locura tan propia de su animación. La frase “solo los fuertes sobreviven” es el sostén para un animé exquisitamente hecho de principio a fin.

buena

Anuncios

Un comentario en “Serie recomendada: Devilman Crybaby

  1. Pingback: Mazinger Z: Infinity | Cine Chasquilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s