Good Time: Viviendo al límite

Connie (Robert Pattinson) y Nick Nikas (Benny Safdie) son dos hermanos que asaltaron un banco. Sin embargo, la mochila que tiene el dinero explota repentinamente cubriendo el auto donde huyen de polvo rojo. Ambos recorren las calles de una ciudad iluminada por neón y llena de oscuros callejones. Esconden el dinero y huyen de la policía. Uno de ellos es atrapado, por lo que el otro comienza una odisea para liberar a su hermano y que no vaya a la prisión de Isla Rikers. Los directores Benny y Josh Safdie (Heaven knows what) retratan con tensión y frenesí una noche donde todo puede salir mal, en una dinámica familiar con tendencia a destruir más que a conducir a la salvación y donde liberarse de cadenas y temores puede permitir, aunque sea de forma momentánea, experimentar el éxtasis de la vida.

good_time-619780548-large

Good Time: Viviendo al límite tiene una primera media hora repleta de tensión, ágil, donde se plantea el universo de la dupla protagonista y su huida. Con una hermosa fotografía y encuadres, los hermanos Safdie ponen en cámara una ciudad peligrosa y compleja, llena de pequeñas prisiones a las que hay que sobrevivir hasta que llegue el día. Si bien a la mitad del metraje se pierde la rapidez de un inicio, la película acierta en seguir el ciego y desesperado recorrido de Connie por salvar a su hermano, aunque lo único que desea rescatar es a sí mismo. Después del robo del banco, Connie le dice a su hermano que no podría haber hecho el atraco sin él. Sin embargo, esta es una de las varias mentiras que contará ese día. Connie es un ser solitario por naturaleza, que utiliza a los otros para satisfacer sus propias necesidades.

Robert Pattinson entrega quizás la que es hasta la fecha una de sus interpretaciones más sólidas. Lleno de matices, su personaje se mueve por una realidad sofocante, donde cada vez que prende la televisión y ve su rostro, lo siguiente que escucha es el relato de su abuela acusándolo de sus conductas violentas. Lo tilda como una mala influencia. Y con esa etiqueta, que Connie transforma en carisma y encanto, este hermano perdido y solo busca refugio en el cariño incondicional que le brinda Nick. Porque Connie cree que Nick lo necesita debido a su leve retraso mental, sin pensar demasiado que la situación es más probablemente al revés.

brody-good-time

El largometraje da un giro debido a una serie de equivocaciones y se enfoca en una batalla por una simple botella de Sprite llena de ácido, la cual parece convertirse en la tan ansiada salvación. Connie no duda en afirmarle a su nuevo compañero de andanzas, el cual sirve como un cierto reemplazo y catarsis del hermano que ha dejado atrás: “Soy mejor que tú (…) Los perdedores como tú no saben cuidarse solos. O vives de tu mami, o de prestaciones sociales o en prisión gracias al gobierno. ¡Ese eres tú! (…) No sirves para nada. Es patético”.

Con grandes actuaciones y momentos bien logrados como el relato del hombre que acaba de salir de prisión bajo fianza, se junta con malos compañeros, celebra y luego termina huyendo de la policía y escondiendo ácido y dinero robado dentro de un parque de atracciones, Good Time: Vivir al límite pone en relevancia lo primitivo, el salvajismo de la libertad y los placeres prohibidos. Connie goza de la adrenalina de cruzar la línea de lo establecido. Por otra parte, Nick solo quiere ser aceptado tal cual es. Dos hermanos en contradicción, huyendo cada uno de normas rígidas y lugares enrejados.

goodtime_fp1

De pelo rubio y con una última anagnórisis detrás de nuevas rejas y como copiloto, Connie descubre el valor de la libertad. La misma que comienza a vivir a su manera Nick, a través de unos primeros planos magníficos que se roban la película tanto al inicio (con una silenciosa lágrima) como al final. “Les diré una frase. Yo diré: cruza la habitación si te gusta algo (…) Y si lo has hecho o estás de acuerdo con esas frases, deberás cruzar la habitación. Ahora, tú decides si quieres cruzar o no. No tienes que hacerlo. Puede ser tu secreto. Tú eliges tu verdad (…) Cruza la habitación si alguna vez has estado en desacuerdo con tu familia”. Porque los lazos familiares pueden ser complejos, laberínticos y, muchas veces, destrucción y salvación.

buena

Anuncios

Un comentario en “Good Time: Viviendo al límite

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s