La Morgue

El terror es un género que, a pesar de la gran cantidad de películas que llenan las salas de cine durante el año, poco se experimenta como medio narrativo con el fin de forzar los límites e ir más allá de sustos por golpes sonoros. Sin embargo, en este último tiempo hay pequeños oasis dentro del agotado miedo que producen los fenómenos paranormales. La Morgue (titulada originalmente La Autopsia de Jane Doe) es un film inteligente, de buen ritmo, que conoce bien los clichés del género y los utiliza para su beneficio, creando una atmósfera opresiva y terrorífica dentro de una pequeña sala o a lo largo de un pasillo. Sin nunca negar su claro origen de cine clase B, lo dirigido por André Øvredal (Trollhunter, Future Murder) logra una tensión inesperada en casi 1 hora y media de duración, donde la locación es tan fundamental como las actuaciones de sus 2 protagonistas, quienes venden el relato de manera tan convincente que hasta al espectador más escéptico caerá en las trampas del guión. 

aojd

En un pequeño pueblo de Virginia aparece el cuerpo desnudo y semi enterrado de una hermosa joven, misteriosa víctima de homicidio sin causa de muerte aparente. Sin huellas dactilares que puedan identificarla ni signos externos de violencia, los agentes de policía encargarán la resolución del enigma a Tommy Tilden (Brian Cox) y su hijo Austin (Emile Hirsch), los dueños de la funeraria local. Ambos dispondrán de una larga noche para encontrar respuestas a través de una reveladora autopsia hecha con metódica precisión. Cada incisión proporcionará a los forenses una nueva e inquietante pista para desentrañar el misterio del perfecto estado externo del cuerpo de una joven “no identificada” conocida como Jane Doe.

La Morgue transcurre en una sola locación (exceptuando la secuencia de inicio y final), una antigua casa de una familia cuyo sótano lo utilizan como una morgue. Con un largo pasillo, varias puertas, un ascensor y una escalera para salir al exterior, el director trabaja con genialidad la tensión de un lugar sin escapatoria. En medio de una tormenta que corta las comunicaciones y la luz (y con ello todas las salidas posibles, ya que un árbol caído imposibilita abrir la puerta al final de la escalera), la morgue se vuelve un personaje que respira constantemente en la oreja del espectador. Entre espejos y rendijas, la muerte deja su estado de letargo para acosar a un padre y su hijo que, a pesar de que el menor quiere terminar con el legado de forense, sienten una extraña fascinación por las preguntas y respuestas que esconden los cadáveres.

autopsy-of-jane-doe

El terror acá va más por lo psicológico que por lo físico, a pesar de los muertos caminantes y los órganos al por mayor que se ven ante cámara. El sonido de la campanilla que se coloca en los pies de los cadáveres para diferenciar a los vivos de los muertos, la canción infantil que suena en la radio y el espejo en una esquina que deja ver al protagonista lo que se esconde detrás de su espalda, son recursos efectivos que se plantean desde un inicio y que luego son fundamentales para el desarrollo del largometraje. La relación entre padre e hijo es igualmente importante para el fluir del relato: el padre ha perdido a su esposa y no es capaz aún de asimilar la inmensa y solitaria profundidad de la muerte. Retiene al gato de ella, como si con eso se aferrara a un pedazo del alma de su mujer, casi como si la culpa lo carcomiera. Enredado en el pasado, tampoco puede dejar pasar el de sus “clientes”, cuyos misterios le permiten olvidar la poca vida que hay arriba de la morgue. Por el contrario, el hijo busca aprehender otro futuro fuera de la profesión de la familia, aunque no tiene el valor para dejar a su padre solo en la casona. De esta forma, Jane Doe lo pone en una encrucijada: si irse con la novia y olvidar los cadáveres o quedarse junto a su padre y un legado de bisturí, procedimientos forenses y absoluto silencio.

Quizás lo más notable del film es cómo la antagonista ni siquiera se mueve de la mesa de la morgue. Con inquietantes ojos grises fijamente abiertos, la mujer hace fluir el relato a través de los misterios que su interior esconde y que revelan la minuciosa autopsia de los Tilden. Aunque el final parezca un poco precipitado y deje entrever que pueda existir una secuela (esperemos que eso jamás suceda), La Morgue logra unir muertos vivientes, ritos satánicos y la típica tormenta en un film cuyo sólido guión proporciona grandes momentos, como el intento de escape en el ascensor o el clímax de la autopsia hacia el final del metraje.

0a2fb5fef6790da1_mcdthau_ec002_h

Jane Doe es misteriosa y terrorífica por su cuerpo inmaculado, por la sangre que cae por su nariz, por sus ojos cubiertos por un velo que no permite leer su humanidad perdida. La odisea de los Tilden no es por sobrevivir, sino más bien por descubrir el enigma y triunfar sobre el silencio y la aparente certeza de la muerte. En la fría sala de la morgue, padre e hijo juegan a ser detectives dioses frente a quietos y mutilados espectadores, hasta que una mujer cambia el juego de poder y, sin moverse y siquiera pestañear, los sumerge en un mundo de muchas preguntas y poca racionalidad. La Morgue es una muestra de que el género del terror aún tiene signos vitales y de que los muertos pueden llegar a contar todo lo que los vivos se esmeran en callar.

buena

Anuncios

5 comentarios en “La Morgue

  1. Tengo que estudiar muchísimo pero las ganas de ver la película van en aumento. De verdad, la película será genial pero tu entrada lo es aún más ♡

  2. Cada año sale una o dos pequeñas grandes joyas dentro del terror…el problema es que por lo general aqui llegan tarde.
    Pero al menos llegan y por Dios que valio la pena la espera. Pues en una epoca en que los blockbusters y los grandes estrenos guatean, la plata la salvan estas pequeñas obras maestras que con poco pegan y de K.O. Recomendable cien por cien!!

  3. Hola! Soy Daniel, conversamos de Alien Covenant lo que el tiempo de micro nos permitió. Te dejo mi email para que me escribas y así seguimos en contacto! Ah, mi blog está desactualizado pero pronto lo retomaré

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s