Un camino a casa

Un niño perdido en una ciudad que se hace gigante, infinita ante sus ojos. Mientras busca sobrevivir al hambre, el frío y las malas intenciones de los adultos (indiferentes a la desoladora lucha de esos pequeños invisibles, olvidados), el protagonista recuerda a su hermano mayor (su gran héroe) y a su madre, una mujer que ha llevado sola un hogar y que trabaja apilando rocas entre paisajes desérticos. De esta manera, Un camino a casa se sumerge en la mente de un niño y su concepto de familia, de paraíso amoroso, intimidad que queda relegada en el momento en que el largometraje muestra un protagonista adulto con el que es difícil empatizar y llegar a comprender.

lion-1

Saroo Brierley (Sunny Pawar), un niño indio de 5 años, se pierde en las calles de Calcuta a miles de kilómetros de su hogar. Sobrevive a muchos desafíos antes de ser adoptado por una pareja que se lo lleva a Australia, para ser criado en una cultura diferente. Cuando Saroo crece (interpretado por Dev Patel), decide localizar a su verdadera familia, embarcándose en un viaje hacia su pasado.

Un camino a casa está excelentemente lograda hasta la mitad del metraje, donde se reconstruye la odisea de un niño por encontrar su hogar y por comprender la inmensidad de un mundo donde parece no tener cabida. Gran mérito tiene Sunny Pawar en esto, ya que gracias a su carisma logra que el espectador se comprometa con la historia y con las sensaciones y sentimientos del personaje principal. Los ritmos de montaje, la fotografía y los grandes encuadres de Calcuta y la muchedumbre que la habita, son generosos con esta parte del relato, logrando una historia que fluye orgánicamente y donde todos actúan de manera sobrecogedora. Nicole Kidman brilla al lado de Sunny Pawar (interpretando a su madre adoptiva), una mujer que no puede dejar de mirar al niño en el auto luego de conocerlo por primera vez y que se maravilla ante la sencillez y honestidad del pequeño para adaptarse a su nuevo hogar en Australia. Aunque salga pocos minutos en pantalla, Kidman sostiene un personaje reflexivo, protector, una poderosa madre cuyos afectos no se definen por lazos de sangre o momentos de honda tristeza. Sus hijos son hermosos, con sus certezas, tribulaciones y con las heridas que cargan desde la infancia. Ella eligió la maternidad conociendo las dificultades de la adopción. Ella, al igual que Saroo, eligieron amar.

lion_markrogers-3454

Sin embargo, el relato comienza a desmoronarse en el momento en que Saroo crece. La construcción minuciosa que se hace de la infancia se pierde en la adultez, donde todo parece regirse por el azar. Dev Patel da lo mejor de sí con un personaje que poco comparte con el espectador y cuyas motivaciones son retratadas superficialmente, creando un protagonista de poco carisma y bastantes decisiones repentinas que no se explican adecuadamente. En este segundo bloque, se condensan demasiados años en muy poco tiempo, perdiendo la empatía y emoción de un inicio. Google Earth se transforma en una herramienta salvadora no solo para poder buscar por las localidades de la India en una cómoda distancia, sino que también para recuperar recuerdos que aparentemente Saroo había reprimido por alguna razón desconocida. De repente, las ganas de recuperar a su familia sanguínea son tales que hasta deja de trabajar y abandona su círculo social. Pero, ¿por qué no sucedió antes? ¿Qué hace que nazca nuevamente en el protagonista las ganas de encontrar el hogar perdido?

lion-review-dev-patel

Dirigida por Garth Davis (Top of the Lake) y nominada a los premios Oscar 2017 por mejor película, actor y actriz de reparto, guión adaptado, fotografía y banda sonora, Un camino a casa nos habla de reencuentros, pero por sobre todo del valor de la familia y su amor incondicional. Es una historia sobre dar y recuperar, aunque ello quede más en evidencia en los actos simples del niño y no en la elaborada búsqueda del hombre adulto. El orden cronológico del montaje le suma emoción a los momentos de la India, pero le resta profundidad a las tribulaciones del protagonista en Australia. Ordenada y quizás siguiendo una fórmula de manual, la película se disfruta pero se olvida con facilidad, a pesar del deslumbrante carisma de Sunny Pawar.

regular

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s