El Especialista: Resurrección

Jason Statham es sinónimo de armas, peleas coreográficas y una que otra explosión. Aunque el género de acción ha sido retratado en muy buenas películas (con directores como Tony Scott o Guy Ritchie), últimamente no ha sido una fuente de largometrajes que sorprendan con su trabajo de guión o puesta en escena. El director Dennis Gansel (La Ola) sigue en la línea de lo predecible con El Especialista: Resurrección, un film que entretiene pero no ofrece mucho más.

1472804594_el-especialista-la-resurreccion-latino-cartel

Arthur Bishop pensó que había dejado atrás su pasado criminal, pero se encuentra de nuevo con él en el momento en que la mujer de su vida es secuestrada por uno de sus mayores enemigos. Debido a esto, se ve obligado a viajar por el mundo para llevar a cabo tres asesinatos imposibles y hacer su especialidad: que a los ojos de los demás sean accidentes.

Ojo que esta es una secuela, pero poco importa haber visto la aventura anterior de Bishop, un hombre simple que se enamora a los pocos días y que parece no tener debilidades cuando se trata de matar. Conociendo esa base (no muy innovadora), ya se sabe todo del protagonista y, quizás lo peor, de la sustancia de la película. Con un guión débil en cuanto a giros o profundidad de personajes, El Especialista: Resurrección es un largometraje donde abundan las coincidencias y lo precipitado.

jason-statham-and-jessica-alba-in-mechanic-resurrection

Jessica Alba interpreta a una damisela en apuros, una mujer que cae profundamente enamorada de Bishop casi instantáneamente, haciendo que la trama avance gracias a su secuestro y las condiciones que se establecen para liberarla: el famoso sicario debe asesinar a 3 personas (todas de dudosa reputación, porque el protagonista tiene su corazón) y hacer parecer el deceso como un accidente. Con escenas finamente grabadas y montadas (como la de la piscina en el techo, quizás lo mejor del film), Statham se defiende con una actuación que se sustenta más en su probado carisma que en expresiones y matices.

Quizás lo más sorprendente de esta película es la aparición de Tommy Lee Jones, quien intenta dar todo su talento a un personaje que parece más hecho de cartón que humanidad. Estereotipado al igual que el villano de la historia (un secundario que se olvida con más facilidad que el mismo largometraje), es en las motivaciones de los personajes donde El Especialista: Resurrección presenta más vacíos argumentales. Aferrándose con desesperación al concepto de bien y mal (y, por supuesto, al de redención), poco hay aquí de esa zona gris donde la santidad nunca es absoluta. Algo que se demuestra en el personaje femenino, una joven que tiene un hogar para niños pobres al que poco se le cuestiona su relación con Crane (el demonio de la historia) y sus secuaces.

JAC_7518.jpg

El Especialista: Resurrección entretiene en su poco más de hora y media de duración, pero se queda en una fórmula utilizada hasta el cansancio. Cuando las patadas y explosiones ya no son suficientes, es necesario comenzar a darse cuenta de que en el cine de acción también existe un universo de personajes listos para ser indagados. No todo es físico y ese es el mayor problema de esta entrega. Lo que le pase a Bishop poco puede importarle al espectador cuando las luces se prenden y los créditos comienzan a aparecer. Pecado capital de una historia con pretensiones de saga, algo que ya aprendió a base de feas caídas James Bond.  3/7

3ojos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s