Kubo y la leyenda samurái

Laika es un estudio que ya no necesita mayores presentaciones, ya que sus magníficas películas hablan por sí solas. Hechas con una animación cuadro a cuadro, la maravilla de Laika no solo radica en lo visual, sino que también en el contenido de cada una de sus historias. Y eso es quizás el punto débil de Kubo y la leyenda samurái: aunque la premisa es interesante, lo dirigido por Travis Knight intenta condensar mucho en un metraje corto, cayendo en el fácil recurso de explicar en demasía y dejar de lado la reflexión más profunda sobre el verdadero mensaje del film.

kubo-and-the-two-strings

El inteligente y bondadoso Kubo se gana la vida como puede, contando historias tan maravillosas como fantásticas a los habitantes de un pueblecito costero. Pero su tranquila existencia cambia de golpe cuando, accidentalmente, llama a un espíritu mítico que regresa de los cielos, decidido a llevar a cabo una venganza milenaria. Kubo no tiene más remedio que huir y unirse a Mono y Escarabajo para salvar a su familia y resolver el misterio que rodea a su deshonrado padre, el más grande de todos los samuráis que jamás han existido. Con la ayuda de su shamisen, un instrumento mágico, Kubo se enfrenta a dioses y a monstruos para descubrir el secreto de su herencia, reunirse con su familia y cumplir el heroico destino que le está reservado.

Kubo y la leyenda samurái (originalmente titulada Kubo y las dos cuerdas) es una historia que encanta con una trama llena de mitología oriental y un protagonista decidido a narrar su propia historia, para así poder rescatar su pasado y enfrentar el presente. El inicio es deslumbrante: durante una noche de tormenta, un bebé Kubo naufraga junto a su madre a una isla, donde el pequeño será criado entre temores y grandes relatos heroicos. Con una madre a quien los recuerdos se le diluyen noche tras noche y cuyo pasado se mezcla con facilidad con la ficción, Kubo busca forjar una identidad que le permita comprender no solo el origen de los poderes que posee, sino que también su propósito.

maxresdefault

Junto a una mona y un escarabajo, Kubo busca encontrar partes de la armadura de un poderoso samurái, lo que le permitirá enfrentar a su abuelo y sus tías, seres del otro mundo que buscan arrebatarle el otro ojo y llevárselo con ellos. Es por esta parte del film donde los problemas comienzan a aflorar: hay tanto que contar y tantas aventuras y presentación de personajes que hacer, que se decide por pasar de una cosa a otra inmediatamente, quitando el factor de aventura mítica que el relato necesita. Todo lo importante sucede a base de coincidencias y golpes de suerte, condensando una tremenda aventura en casi un día de la vida del niño.

Quizás Kubo y la leyenda del samurái tiene como público objetivo uno mucho menor que las películas antecesoras de la productora (como The Boxtrolls ParaNorman), lo que hace necesario que el metraje sea de menor duración. Sin embargo, el montaje apresurado hace sufrir al relato, al punto de tener que dar demasiadas explicaciones de cosas obvias y generando un desapego emocional con la cruzada del protagonista. Porque es la emoción lo que se echa de menos en esta película, ese vínculo de identificación que podría haberse forjado más profundamente si importaran más las cavilaciones del niño y no tanto animar grandes y espectaculares monstruos que salen en pantalla no más de 10 minutos.

kubo_and_the_two_strings_the_garden_of_eyes-1920x1200

Kubo nos habla sobre cómo el peso de los antepasados influye en nuestra identidad y cómo comprendernos significa también enfrentar las memorias que terminan por definirnos. El protagonista no solo debe encarar la figura de un padre ausente y una madre que desaparece entre peleas familiares, sino que también un abuelo que lo mutiló cuando bebé y unas tías que no perdonan la transgresión de la hermana de emparejarse con un mortal. Porque acá lo que está en juego es la inmortalidad y la perfección, esa que permite obviar los sufrimientos tan propios de las personas. Tuerto de un ojo, Kubo aún tiene una raíz a la que aferrarse al mundo de los humanos, esa que le permite sentir compasión ante los horrores, amor por la creación y la vida y temor ante lo desconocido.

1

Kubo y la leyenda samurái es una bella fábula sobre sobre la importancia del linaje, los lazos del pasado y la comprensión de la propia identidad. Con elementos visuales que maravillan por su belleza, la aventura de Kubo no será una obra maestra perfecta, pero aún así es un relato hermoso para ver y reflexionar en familia. No se la pierdan.  5/7

5ojos

Anuncios

Un comentario en “Kubo y la leyenda samurái

  1. Pingback: Si han de parpadear, háganlo ahora | Cine Chasquilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s