Argentino QL

Jorge Alís es un comediante argentino de stand up, que ganó reconocimiento gracias a su rutina en el Festival de Viña del Mar del 2014. Con ese éxito en mente, se puso a la tarea de producir una película que se riera de parte de su biografía, realizando una comedia llena de lugares comunes sobre la xenofobia de los chilenos. Con el debut de Pato Pimienta en la dirección, Argentino QL es un largometraje que pocas risas saca y que tarda demasiado en armar su relato.

argentino_ql-700634875-large

Jorge Alís, un artista argentino, cuenta como su búsqueda de éxito en la vida lo lleva a estar colgado al borde del abismo. Su familia y la constante crisis argentina lo hacen tomar la decisión de emigrar a Chile. Pese a la hostilidad que encuentra, gracias a su desfachatez logra establecerse, conquistar al amor de su vida y armar una familia. Pero todo se complica. Las deudas, la burocracia y la misma desfachatez que antes lo había ayudado, hacen que lo que construyó se vaya a pique. Ahora lo único que le queda es su talento artístico, con el que intentará sacarse la soga del cuello y salvar a su familia.

Argentino QL es un film que se sustenta en el carisma del protagonista, convirtiendo al resto de los personajes en meras caricaturas de poca trascendencia. Aunque Alís intenta salvar parte del largometraje con chistes bastante básicos y de fácil llegada al público, poco queda a flote dentro de un guión que subestima constantemente el propio género cinematográfico que intenta retratar. La comedia puede parecer sencilla, pero no lo es. Y en eso radica el mayor pecado de la cinta de Pato Pimienta: aunque los chistes aparecen con cierta regularidad, pocos de ellos sacan sonrisas. Quizás porque los mejores estaban en el trailer o porque le falta mayor agudeza para entrar en los temas, Alís termina por entregar una película tediosa, reiterativa, que poco se la juega por aportar al género.

img_13195

Aunque se agradece que su factura técnica sea correcta para su visionado en cines (con un audio que se escucha sin problemas), hoy en día hay que ponerse más exigentes con el cine nacional. No basta solo con encuadrar bien y hacer una decente post producción de sonido para aportar a la filmografía nacional. En la comedia chilena falta agallas, riesgos, chistes que se salgan de lugares comunes y busquen la risa por medio de un mayor juego con el espectador. La película de Jorge Alís confirma que un par de improperios no son suficientes para mantener más de hora y media de metraje.

A Argentino QL le sobra ingenuidad y carece de hilaridad. Con un par de escenas bien logradas (como dije anteriormente, casi todas mostradas en el trailer del largometraje), la incursión de Jorge Alís en la pantalla grande se queda a medias, aunque cuenta con un pequeño vistazo de la sociedad chilena analizada a través de los ojos de un extranjero. Lástima que eso no alcance para mantener cautivo y entretenido al espectador.  2/7

2ojos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s