Volando Alto

Porque hay películas que hacen que uno salga de la sala de cine con una sonrisa, Volando Alto es un film optimista, sencillo en su propuesta, que logra con creces su objetivo de acercar al espectador la cándida historia de Eddie “The Eagle”, un hombre capaz de vencer lo imposible con tal de cumplir su sueño.

tumblr_o2c8iudwai1rrvowpo1_1280

Michael Edwards es el saltador de esquí más famoso de la historia británica. Volando Alto sigue la historia de este hombre conocido como “Eddie el Águila” en su lucha por lograr cumplir su sueño de la infancia y entrar en los Juegos Olímpicos de invierno de Calgary en 1988, convirtiéndose en el primer deportista británico que compitió en salto de esquí.

Quizás el mayor punto a favor que tiene Volando Alto es el excelente casting que la compone, con un Taron Egerton que seduce desde los inicios como Eddie, un hombre incapaz de rendirse en su sueño de participar en los Juegos Olímpicos. El universo de secundarios está muy bien construido, ya que todos transitan por su propio viaje de descubrimiento y superación. Aunque la mayor parte de la historia está ficcionada (el trabajo de guión es impecable, con sólidos diálogos y escenas que emocionan gracias al desarrollo que se le da al sueño de Eddie), se agradece cómo el director Dexter Fletcher (Amanece en Edimburgo y Wild Bill) es capaz de tomar la anécdota y hacerla suya, marcándola con una estética ochentera de colores cálidos y una puesta en escena que convierte al espectador en un testigo activo de los sueños de un saltador de esquí que está lejos de las habilidades de quienes han dedicado su vida al deporte.

eddie-the-eagle-hugh-jackman-and-taron-egerton

“Lo más importante en los Juegos Olímpicos no es ganar, sino ser parte; lo esencial en la vida no es conquistar, sino luchar bien”. Eddie personifica a la perfección las palabras de Pierre de Coubertin, el fundador de los Juegos Olímpicos modernos. Aún sin haber practicado jamás el salto de esquí, se propone como tarea representar a su país en las competiciones de invierno, a pesar de que nadie a su alrededor (excepto su madre) confíe que su meta puede llevarse a cabo. Eddie no busca ganar medalla, sino estar presente en los Juegos Olímpicos, sentir lo que es volar por unos segundos y arriesgarlo todo en el aterrizaje, hasta la propia vida. Está tan confiado en sus capacidades, que logra seducir a todos los que le rodean, hasta a sus más férreos detractores (la Asociación Olímpica inglesa) y a su padre, un hombre que busca una vida simple para su hijo y que se incomoda ante el sueño de gloria de Eddie.

Para algunos, esta historia puede pecar de ingenua; sin embargo, William Edwards demuestra que muchas veces la realidad supera a la ficción y que uno puede convertirse en un factor transformador si se lo propone. Con una narrativa donde el compromiso con el relato está asegurado, Volando Alto nos acerca a ese niño obstinado que todos tenemos dentro, que lucha constantemente por sobrevivir a las decepciones del día a día. Si bien gran parte del largometraje se sustenta en la figura de su protagonista, cabe destacar el trabajo de Hugh Jackman como Bronson Peary, el entrenador de Eddie y quien debe enfrentar sus propios demonios si desea volver a volar y ser libre como su discípulo. Jackman derrocha carisma y queda perfecto en un personaje muy humano, dueño de grandes escenas y muy buenos momentos de comedia.

11744692

Con un montaje preciso y con muy buenas secuencias de salto de esquí, Volando Alto quizás es predecible, pero se disfruta de principio a fin. Porque lo que separa a Eddie del campeón mundial de la disciplina no es más que un número (si se compara con un reloj el 11 y el 1), Volando Alto demuestra que muchas veces ganar no es suficiente si no se disfrutó el camino a ello. A Eddie “El Águila” le faltaba técnica y entrenamiento, pero le sobraba coraje y amor por el verdadero espíritu de los deportes. Con escenas tan bellas como las de su niñez o aquella que cierra la película, Volando Alto se impone al promedio con una historia que cala hondo y que llena el alma. Nada mejor que salir del cine derrochando optimismo y un poco más feliz. No se la pierda.  6/7

6ojos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s