Creed

Rocky Balboa vuelve a la pantalla grande, esta vez entregando el protagonismo a una ascendente estrella del boxeo, que resulta ser el hijo de Apollo Creed. El film de Ryan Coogler (Fruitvale Station), conoce a la perfección el potencial del universo de Balboa, llevando al espectador a un viaje lleno de nostalgia y un profundo amor por el boxeo.

creed-finalposter

Adonis Johnson (Michael B. Jordan) nunca conoció a su famoso padre, el campeón mundial de pesos pesados Apollo Creed, quien murió antes de que él naciera. Aún así, no se puede negar que lleva el boxeo en la sangre, por lo cual Adonis viaja a Filadelfia, el lugar donde se llevó a cabo la legendaria pelea con un duro principiante llamado Rocky Balboa. Una vez llegado a “la ciudad del amor fraternal”, Adonis va a buscar a Rocky (Sylvester Stallone) y le pide que sea su entrenador. A pesar de insistir en que está retirado del mundo de las peleas, Rocky ve en Adonis la misma fuerza y determinación que Apollo, el feroz rival que terminó convirtiéndose en su amigo más cercano. Finalmente, Rocky acepta entrenar al joven luchador, a pesar de estar él mismo contra un oponente mucho más letal que cualquiera al que se haya enfrentado en el ring.

Quizás uno de los puntos fuertes de Creed es estar concebida como una película pequeña y menos ambiciosa que otras de su mismo género (como Revancha), por lo que sorprende no solo por su factura técnica, sino que también por el compromiso emocional que la historia logra con el espectador. Es un guión que funciona en todo público, no solo para los fans de Rocky, y que logra construir un personaje protagónico completo y muy humano, que podría ser el perfecto relevo de la icónica figura del boxeo de la saga ficcional que comenzó en 1976. Michael B. Jordan es capaz de crear un Adonis Creed cuyo viaje del héroe es claro de principio a fin, un hombre que lucha no solo por definir su identidad sino también por superar la pesada sombra de su famoso padre. Adonis sabe que estar dentro del ring significa enfrentarse a sí mismo, sus propios demonios, y que se debe sobrevivir para estar al lado de la verdadera familia, aquella que va más allá de los lazos sanguíneos y que se forja por la lealtad y el amor incondicional.

creed-movie-rocky-trailer

Quizás el mayor mérito de Stallone es haber creado un personaje que ya parece tan vivo, que se asemeja a un buen amigo que, entre películas, parece nunca haberse ido. Hay un rápido compromiso con la cruzada de un Rocky ya viejo, al que parecemos conocer de toda la vida. Stallone lleva a Balboa a un punto donde uno se emociona al ver el paso de los años sobre el personaje, acércandonos a un boxeador retirado que busca encontrar la paz con su pasado, entrenando al hijo de su mejor amigo fallecido.

Creed desborda tanto cariño hacia el boxeo, que tiene un impecable plano secuencia de una de las primeras peleas de Adonis. Aquella escena está tan bien filmada y es tan consciente de los tiempos del combate, que es imposible no estar al borde de la silla esperando el resultado. El montaje es siempre dinámico, ya sea en las secuencias de pelea como en las de entrenamiento, logrando crear un ritmo fluido al largometraje, que empieza y termina de una forma orgánica y precisa. La cámara siempre está en movimiento, mostrándonos a los personajes como un testigo que se adentra y se aleja con la misma rapidez que el juego de pies en un combate. Cabe destacar además el trabajo de Tessa Thompson como Bianca, una joven cantante vecina de Adonis, la cual no se rinde en sus sueños de dedicarse a la música a pesar de su sordera progresiva. Lo que podría haber quedado como un mero adorno amoroso, se convierte en un secundario femenino potente, de buenas líneas, que sabe sacar lo mejor de la actuación de Jordan.

creedkiss-0

Esta no es la típica historia de un boxeador que sale del barrio pobre y que busca hacerse un lugar en el mundo a punta de golpes. Creed es el relato del hijo ilegítimo de Apollo, el cual tuvo la suerte de ser adoptado cuando pequeño por su millonaria viuda, y que busca en el boxeo no sólo un acercamiento a esas raíces que jamás conoció, sino que también definirse como un individuo que puede convertirse en leyenda sin el peso de su famoso apellido. Algo mucho más fácil de lograr si Rocky Balboa es el apoyo incondicional en la esquina del ring. Para verla, disfrutarla y emocionarse más de una vez.  6/7

6ojos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s