En la mente del asesino

En la mente del asesino comienza con la definición de su título original, Solace, o el acto de dar consuelo en momentos de sufrimiento. Desde ese momento, lo dirigido por Afonso Poyart (2 Coelhos) pretende crear un puzzle con el típico juego de persecución policial, donde un elemento de precognición mueve un film con correctas actuaciones y un guión que, con altos y bajos, logra salir airoso de una premisa ya tantas veces vista en la pantalla grande.

en_la_mente_del_asesino_cine1

Cuando el agente especial del FBI, Joe Merriwether (Jeffrey Dean Morgan), queda completamente desconcertado por una serie de asesinatos, decide acudir a su antiguo colega, un médico y analista civil retirado, el Dr. John Clancy (Anthony Hopkins), cuyas habilidades clarividentes han ayudado a los investigadores en casos difíciles. El veterano agente le comenta a su compañera, la agente especial del FBI Katherine Cowles (Abbie Cornish) que el talentoso Clancy dejó de trabajar para el FBI y se retiró de su práctica, y también del mundo, después de la muerte de su hija. Tiene la esperanza de poder persuadirlo con este caso. Katherine le deja muy en claro a Joe que no cree en los psíquicos o videntes y piensa que están perdiendo el tiempo.

La traducción puede ser engañosa en algunos casos, sobre todo cuando se intenta trasladar un título de película al español, elemento fundamental que invita al espectador a comprar la entrada de cine. Basta recordar ejemplos como Primicia Mortal (Nightcrawler), para saber que lo que parece prometer acción simplemente está lejos del tono propuesto por el film. En Solace pasa algo parecido. Lo que aparenta ser una historia repetida hasta el cansancio (pensar como el asesino para así poder atraparlo), se convierte en una interesante tesis sobre la delgada línea que separa el asesinato irracional con aquel justificado. ¿Es posible jugar a ser Dios y decidir acabar con el sufrimiento de otro, sin someterse a las consecuencias de arrebatar una vida?

js72968555

El guión conoce al máximo el potencial de la historia, por lo que entrega la información de a poco, gracias a un montaje dinámico que potencia la agilidad del relato. Solace no es la historia del camino para atrapar al asesino, sino que es uno sobre la comprensión y aceptación del acto en sí mismo. A Clancy (Anthony Hopkins) y Charles (Colin Farrell) los une un don excepcional, siendo las dos caras de un mismo espejo, algo que varios encuadres desean poner en pantalla con una multitud de reflejos a lo largo de la película. Es el choque entre discípulo y maestro, un título que se mueve de un personaje a otro y que forja un profundo conocimiento del antagonista, a pesar de los pocos minutos que está verdaderamente en pantalla.

En algunos aspectos técnicos, Solace cae en el cliché propio del género policial al que busca encajar, con una extraña y demasiado movida cámara en mano y una apariencia más deslavada tanto en los fragmentos del futuro como del pasado, contrastándolo con un presente más frío y oscuro. No puedo dejar de mencionar unos zoom excesivamente molestos, que acercaban a ratos al largometraje a un film hecho para la televisión más que para el cine. Eso sí, cabe resaltar que el director sacó lo mejor de su casting, concentrando momentos cruciales en poderosas miradas que ocupan toda la pantalla y logran sumergir al espectador en la tensión de un caso que, a pesar del poder de la adivinación, tiene más de humano que divino.

solace2-xlarge

Colin Farrell demuestra que es el perfecto villano del cine, relevando a un ya viejo Anthony Hopkins de esta clase de papeles. Con una duración precisa, Solace se eleva un poco del montón gracias a unos cuantos giros del guión y un casting y atmósfera muy bien lograda. Entretenida y llena de engaños en su premisa, Solace nos acerca a esa violencia justificada, aquella que respalda a la muerte y sus sensaciones primitivas de supervivencia. Porque al final, el asesinato por misericordia sigue siendo asesinato si la víctima desconoce su sufrimiento.  5/7

5ojos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s