El Renacido

El director que triunfara el año pasado con Birdman, tanto en la temporada de premios como en la crítica general, vuelve a la pantalla grande con un proyecto quizás más ambicioso que el anterior, pero mejor resuelto y más maduro. Alejandro González Iñárritu nos propone con El Renacido un viaje hacia lo más oscuro del ser humano, para emerger finalmente limpios del círculo de la venganza y la violencia.

revenant-leo

A principios del siglo XIX, el explorador Hugh Glass (Leonardo DiCaprio) es atacado por un oso mientras cazaba con su hijo mestizo y otros exploradores. Un compañeros de Glass (Tom Hardy), intenta asesinar a su hijo y luego lo abandona para que muera. Sin embargo, él sobrevive y prepara una venganza contra el hombre que lo traicionó.

Si Birdman parecía toda una proeza al estar contada en un plano secuencia muy bien armado en montaje, en El Renacido la dificultad radica en narrar una historia con temáticas tan universales como el amor, la guerra, la violencia, la muerte, el perdón, la avaricia y el renacimiento, en un contexto donde la belleza y brutalidad de la naturaleza están en constante pelea con el hombre, luchando para lograr el equilibrio perdido. El Renacido es un film que gana en la aparente simpleza de su premisa general pero que, por sobre todo, deslumbra cuando se analiza parte por parte lo visto.

En lo nuevo de Iñárritu hay tanto amor al cine y su técnica, que es imposible no querer cada plano de la película. Con una hermosa fotografía de luz natural a cargo de Emmanuel Lubezki, El Renacido es el viaje de un hombre para encontrar el perdón, tanto para sí mismo como para los otros, y así poder convivir con sus acciones pasadas y definirse por lo aprendido en el presente. Qué bien lograda está la escena donde el protagonista se encuentra con un nativo americano, el cual lo ayuda a sobrevivir a una tormenta y le muestra el camino de la sanación tanto corporal como espiritual.

frases-pelicula-the-revenant-1

Hugh Glass (Leonardo DiCaprio) lucha contra una osa que protege a sus cachorros. En el enfrentamiento él queda malherido, dejándolo más cercano a la muerte que a la vida. Entre delirios, recuerda a su mujer y las palabras que le pronunció a su hijo cuando pequeño: que luchara por sobrevivir, que jamás se dejara vencer. Sin embargo, debe perder lo más importante para darse cuenta el verdadero motivo del animal y su ataque, el mismo que está dispuesto a hacer contra el hombre que le arrebató a su hijo delante de sus ojos.

Uno de los puntos fuertes de El Renacido es el casting y la dirección de actores. Leonardo DiCaprio llega a poner los pelos de punta en los momentos más críticos de su personaje, con una actuación desgarradora y tan natural, que es la responsable que el film sea más llevadero, sobre todo si tomamos en cuenta su larga duración. El siempre impecable Tom Hardy también aporta lo suyo, como un hombre salvajemente mutilado que solo busca dinero, lo más rápido y fácil posible, para poder escapar de la guerra y asentarse en su fantasía de un lugar cálido y perfecto.

the-revenant-movie-wallpaper-12

El Renacido es un film exigente, pero que da sus recompensas hacia el final del metraje. Acá hay una narración fluida, tan pura como la nieve que cubre los desolados paisajes de la narración. El guión tiene pequeños giros que se agradecen, como la historia paralela de los aborígenes que buscan a un miembro perdido de su tribu, los cuales se fusionan con el destino del protagonista, creando un final redondo que permanece en la memoria mucho tiempo después de salir de la sala de cine.

Ojo con los planos, la composición dentro de ellos, los pequeños detalles en las actuaciones de DiCaprio y Hardy y la música de El Renacido, que invita a cerrar los ojos y adentrarse en aquellos inmensos y brutales parajes, para morir una y otra vez hasta salir purificados de una odisea salvaje, que arrebata y da en la misma proporción.

23489197073_b7cd1123f7_b

El Renacido es toda una experiencia de cine, que te acerca hacia lo más íntimo de la naturaleza humana, creando un espejo donde es difícil no reflejarse. Con actuaciones soberbias y dueña de una belleza que desborda amor por la técnica y la narración del séptimo arte, Alejandro González Iñárritu da en el clavo con una de sus obras más maduras. Sin tanto artificio y dándole mayor importancia a la redención del protagonista, El Renacido es una joya que absorbe al espectador y luego lo suelta algo cansado, pero un poco más libre y reflexivo. Para verla y disfrutarla más de una vez en pantalla grande.  7/7

7ojos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s