La gran apuesta

En enero y febrero, la cartelera del cine comienza a llenarse de los nominados a importantes premios estadounidenses. Esta semana es el turno de La gran apuesta, un film exigente de principio a fin, con un reparto de grandes estrellas y que trata de simplificar al espectador común el tema de la crisis financiera del 2008, gracias a un buen ritmo narrativo y al carisma de Ryan Gosling como narrador.

tbs_1-sht_teaser

Esta es la historia de diversos y osados visionarios del mundo de las altas finanzas, quienes predijeron la catástrofe de la burbuja de la vivienda que colapsó de mediados de la década de 2000, y que deciden enfrentarse a los grandes bancos por su codicia y falta de previsión.

La película dirigida por Adam McKay (Anchorman) es un extraño híbrido entre la ficción y el documental con información dura. La gran apuesta intenta acercar el tema de la economía a un público desprevenido, haciendo difícil entrar en la primera media hora de relato. El guión es bastante preciso para mostrarnos las razones detrás de la crisis financiera del 2008, apuntando con el dedo a los responsables y castigándolos con frases llenas de ironía y, al mismo tiempo, de desesperanza. Porque La gran apuesta es un largometraje inteligente, que conoce bien la corrupción del sistema y deja de manifiesto que no hay nada que pueda hacerse para escapar de ello, que los poderosos siempre van a terminar llenándose los bolsillos de dinero y que los únicos perjudicados del círculo de la avaricia será la clase trabajadora.

the-big-short-01

Se entrega tanta información específica sobre transacciones y el turbio funcionamiento del mundo inmobiliario estadounidense, que poco a poco se logra cierta desconexión del espectador con la historia de fondo, aquella que nos muestra a un puñado de tipos que vieron venir la caída y decidieron sacar provecho de ello. Al pasar de los minutos, La gran apuesta se convierte en una larga clase de finanzas, donde la terminología comienza a ser más importante que el drama humano que reside atrás. Eso sí, se agradece el tono de humor que se le da a estas tediosas escenas explicativas, mostrándonos a famosos en peculiares situaciones, quienes sirven de narrador y diccionario económico. McKay nos dice en estas secuencias que si ellos pudieron entender, cómo nosotros no vamos a ser capaces.

El guión es mezquino cuando se trata de darle un viaje de cambio a los personajes del film. Aunque parte con Michael Burry (el siempre espléndido Christian Bale) como narrador y centro de la historia, luego el poder se pasa a Jared Vennett (Ryan Gosling), un oportunista que sabe cómo hablarle directamente al espectador, engañándole con su supuesto aire de honestidad. Sin embargo, al pasar del metraje se hace obvio que el protagonista absoluto de La gran apuesta es el personaje de Steve Carell, un hombre con problemas de ira que vive un difícil duelo por el suicidio del hermano. Es el único tridimensional de la historia, aquel que sufre una transformación en los momentos finales del relato. Quizás es este cambio la mayor lección que se le da al espectador, una conclusión llena de pesimismo pero mucha, mucha verdad.

3051391-poster-p-1-big-short-movie

La gran apuesta es una película que sobrevive al tedio gracias a un montaje dinámico, una buena música (donde se repite la utilización de la batería como estruendo y catarsis) y unas actuaciones siempre correctas, que logran llevar por el difícil camino de explicar la génesis de la burbuja económica a un público inquieto, lejano al lenguaje de documental que se busca utilizar en el relato. Aunque sale victoriosa a momentos, La gran apuesta es un film de visionado difícil, con personajes que no trascienden ni conectan. Eso sí, es imposible no ver los créditos finales del largometraje en silencio, pensando en la fragilidad de un sistema donde los inocentes están destinados a perder y los poderosos a salir indemnes de las consecuencias. Eso, es la injusticia más pura.  5/7

5ojos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s