Los 8 más odiados

Quentin Tarantino vuelve a la pantalla grande con su octavo film, el cual deja de manifiesto lo mejor de este director, con una historia de diálogos certeros e irónicos, más poderosos que las balas que abundan en el film. Con actuaciones precisas y generosas (cada uno tiene su momento y sabe cómo hacer resaltar al resto de los personajes), Los 8 más odiados se alza como una joya moderna del western, donde la sangre y más de alguna sonrisa está garantizada.

the-hateful-eight

Luego de la Guerra Civil, un grupo de personas muy singular, compuesto por caza-recompensas, una prisionera y un soldado confederado, buscan refugio durante una tormenta de nieve en las ventosas llanuras de Wyoming. Al encontrar refugio, la tensión entre ellos no tardará en surgir. ¿Lograrán sobrevivir?

Hay películas que desbordan amor al cine y su técnica y Los 8 más odiados es una de ellas. Filmada en 70 milímetros, los planos generales del largometraje dejan sin aliento, recordando esas eternas planicies tan características del western, aunque esta vez estén cubiertas por la nieve. El maestro Ennio Morricone nos sitúa desde el inicio en la atmósfera de la historia, con una secuencia de inicio que conduce al espectador a un universo lleno de tensión, donde nada es lo que parece.

2

Los 8 más odiados es un film que se sustenta en antihéroes, series despreciables que harán cualquier cosa para lograr sus propósitos. El hecho de que la historia esté dividida en capítulos, hace que las más de 2 horas y media de duración sean más llevaderas, ya que cada trozo cuenta con sumo cuidado detalles que serán fundamentales para comprender la narración general. Este largometraje exige un espectador atento, pero sabe compensar ese requerimiento con un final desmedido, sorpresivo, que supera ampliamente las expectativas.

Mención aparte merecen las actuaciones del film, con actores que logran hacer brillar a su personaje cuando se requiere, a través de pequeños gestos o miradas. Samuel L. Jackson se levanta sobre los demás como un excelente hilo conductor de la historia y es quien tiene los mejores momentos de guión, con diálogos afilados sobre la discriminación racial, tema que aún sigue tan vigente como antes. Jennifer Jason Leigh se alza poderosa como la única mujer del relato, una delincuente que solo sabe de violencia y que brinda una de las escenas más bellas, cuando toma una guitarra y comienza a cantar.

3

Los 8 más odiados es un largometraje que sabe explotar sus recursos, desde hermosos e inmensos planos generales hasta el atractivo de 8 desconocidos que conviven en una pequeña habitación, atrapados por un manto de la más pura y blanca nieve. Con una violencia que se justifica, Tarantino se coloca límites para entregarnos una joya bien pulida, donde la sangre no es protagonista y el desenfreno aparece dosificado, haciendo al espectador un adicto de la historia. Acá hay amor al cine de género y eso se nota desde los créditos iniciales. Para disfrutarla más de una vez, en la pantalla más grande disponible.  7/7

7ojos

Anuncios

2 comentarios en “Los 8 más odiados

  1. Los 8 más odiados, una maravilla en unos 70mm que nunca conoceremos 😦 a todo ésto, muy simpático tu blog, es bueno encontrar a otros cinéfilos y cinéfilas chilenos deambulando por el cosmos.
    Saludos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s