Secretos de una obsesión

El secreto de sus ojos es una película argentina del 2009 que logró la hazaña de ganarse el Oscar a Mejor Película Extranjera. Dueña de un guión impecable y una gran dirección por parte de Juan José Campanella, su historia no tardó en llamar la atención de Hollywood, fábrica experta en adaptaciones. Secretos de una obsesión es un remake correcto, que logra su objetivo en crear atmósfera y personajes fáciles de querer. Sin embargo, si se entra en las odiosas comparaciones, el largometraje norteamericano ni se acerca a la genialidad técnica de la original.

secretos-de-una-obsesic3b3n-poster-empeliculados-co_

Un equipo de investigadores del FBI -Ray (Chiwetel Ejiofor) y Jess (Julia Roberts), junto a la fiscal de distrito, Claire (Nicole Kidman)– se ven repentinamente destrozados cuando descubren que la hija adolescente de Jess ha sido brutal e inexplicablemente asesinada. Trece años más tarde, luego de haber buscado obsesivamente al escurridizo asesino, Ray descubre una nueva pista con la que está seguro que finalmente podrá resolver el caso, atrapar al vicioso asesino y darle el cierre que tanto ansían.

Dirigida por Billy Ray (guionista de Capitán Phillips), este remake debe verse como una unidad separada de la original, ya que solo así se puede disfrutar por completo, aunque es imposible no caer en las comparaciones. Con buenas actuaciones, Secretos de una obsesión es inteligente al conocer los límites de su adaptación, intentando interpretar más que copiar el material de la cinta dirigida por Campanella. Julia Roberts destaca entre el trío protagónico, a pesar de ser la que pasa menos minutos en pantalla, gracias a una actuación que conoce los altos y bajos de su personaje. Formidable es la escena donde Jess encuentra el cuerpo de su hija en el basurero, quizás uno de los momentos mejor logrados de todo el largometraje.

secretos_de_una_obsesic3b3n_portada

El metraje, de casi dos horas de duración, es preciso para narrar un caso policial y sus consecuencias. Sin embargo, Secretos de una obsesión olvida el desarrollo de sus secundarios y le concede demasiado peso a Ray, un correcto Chiwetel Ejiofor que podría dar más, relegando la importancia dramática del resto del universo de personajes.

Si bien hay atmósferas muy bien logradas, como la escena del ascensor donde Jess comparte espacio con el asesino de su hija o el interrogatorio de Claire al sospechoso, esta película no logra destacar en su género, debido a que el tratamiento a la historia hace que el giro final sea predecible para el espectador. Se agradece eso sí que el director opte por darle una mirada propia a algunas secuencias, como la del estadio, donde acá se deja de lado el plano secuencia para narrar la persecución.

secret-in-their-eyes-trailer-2-593x340

Secretos de una obsesión cumple, pero carece de alma para alzarse como ganadora. Imposible no recordar grandes momentos de la de Campanella, como la escena del tren o el sacrificio del personaje de Francella. Con buen ritmo, este remake logra conectar con el espectador y sumergirlo en el género policial, pero no busca llegar más allá. Para verla, entretenerse y olvidar.  4/7

4ojos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s