Víctor Frankenstein

El clásico personaje de la novela de Mary Shelley vuelve a la vida una vez más en el cine, con una adaptación que se aleja del tono de la historia original, creando así un film de estética pop, montaje rápido y bien logradas escenas de acción. El largometraje de Paul McGuigan conoce muy bien a su público objetivo, logrando una película entretenida, dinámica y muy astuta al conocer las limitaciones de su adaptación.

1

El radical científico Víctor Frankenstein (James McAvoy) y su igualmente brillante protegido Igor (Daniel Radcliffe), comparten una noble visión de ayudar a la Humanidad, a través de su revolucionaria investigación sobre la inmortalidad. Pero los experimentos de Víctor van demasiado lejos y su obsesión tiene consecuencias horroríficas. Solo Igor puede hacer que su amigo regrese del borde de la locura y, además, salvarlo de su monstruosa creación.

Víctor Frankenstein es una película inteligente al plantearse como el origen de la historia que todos conocemos. Poco se centra en el monstruo en sí, sino que más bien trata de indagar en los misterios del doctor a través de la mirada de Igor, quien hace en esta historia de la verdadera criatura, la mayor invención de un genio loco que busca vencer la muerte. Igor es en el film el narrador y el hilo conductor del relato, logrando enaltecer la misteriosa figura de un joven y apasionado Frankenstein.

2

Acá hay un relato que entretiene de principio a fin y que sabe sacar lo mejor de sus actores protagónicos. James McAvoy es un sólido Frankenstein, un hombre lleno de obsesiones y carencias. Este es el personaje donde el director es más generoso en profundidad; sin embargo, es el que tiene las peores líneas del guión, ya que pone constantemente en palabras todo lo que piensa o siente, dejando poco espacio para la interpretación. Daniel Radcliffe logra ya sacarse la sombra del mago, como un Igor que siempre está al frente de la historia, pero que poco conocemos en realidad.

Con una estética que se acerca a las Sherlock Holmes de Guy Ritchie, este film logra introducir un poco la inmortal historia de Shelley a un público juvenil que jamás se acercaría al libro de otro modo. Concentrándose mucho más en los protagónicos y sus motivaciones, más que en el resultado en sí de las investigaciones, Víctor Frankenstein queda sobre la media cuando se trata de adaptaciones de clásicos. Notable es el personaje de Andrew Scott como el Inspector Turpin, quien eleva al monstruo como un ser profano, prohibido, mientras que para Frankenstein es una prueba de que la ciencia triunfa sobre la religión.

3

Aunque me es imposible no recordar el impecable doctor Frankenstein  y su monstruo en la serie Penny Dreadfulambos personajes (aunque son el mismo) no podrían ser más opuestos el uno con el otro. Acá poco se profundiza en los dilemas de la criatura revivida y el rechazo de su creador, ya que Igor es el responsable de cuestionar la moral de la situación y convertirse en la conciencia del joven médico. Rápida y de montaje preciso, Víctor Frankenstein se disfruta gracias a buenas actuaciones y una singular estética que me recordó mucho a la de una novela gráfica . Ojo con la música de la película, que es uno de los grandes aciertos del film.  5/7

5ojos

Anuncios

Un comentario en “Víctor Frankenstein

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s