Pasante de Moda

Nancy Meyers (directora de It’s Complicated y la impecable Alguien tiene que ceder) vuelve a la pantalla grande con una de esas historias sencillas, cándidas, que tan bien sabe hacer. Si bien Pasante de Moda no es un film que pase a la posteridad, es una historia sencilla, con buenos personajes, que saca bastante exclamaciones del público en la sala. Aunque puede pecar de ingenua en algunas partes, Meyers entrega una comedia que cumple de sobra con el cometido de entretener.

1

El viudo de 70 años, Ben Whittaker (Robert De Niro), descubre que la jubilación no es tan excitante como creía que sería. Viendo una oportunidad de volver a la vida laboral, Ben se convierte en un pasante senior en un sitio online de moda, fundado y liderado por Jules Ostin (Anne Hathaway).

Pasante de moda conoce a su público objetivo, por lo que la trama sabe llevarse gracias a personajes cálidos, muy humanos, que demuestran cada cierto rato que las segundas oportunidades existen. Robert De Niro se ve cómodo dentro de un protagonista que, aunque no cambia demasiado a lo largo del relato, sí se convierte en un factor de transformación para el resto de los personajes. Meyers retrata a una tercera edad inquieta, que no está sentada esperando la muerte. Ben es un hombre agradecido de la vida, listo para enfrentar nuevas aventuras, aunque eso lo lleve a trabajar con informales y tecnológicos jóvenes, quienes aprenderán con él los antiguos métodos sociales.

2

Anne Hathaway tiene mucha química con De Niro, logrando grandes momentos como la escena del hotel. La calidez de su actuación ayuda enormemente al guión el cual es, muchas veces, algo mezquino con su personaje. Aunque Jules sea la que aporte mayor ingenuidad al momento de tomar decisiones, es ella la que sufre el mayor cambio gracias al papel de Ben como mentor. Sus preocupaciones son universales: teme perder a su familia debido al trabajo, la cual la convierte en una mujer exitosa en lo laboral, pero con poco tiempo para la vida personal. Su marido es el encargado de llevar la casa, por lo que Jules se enfrenta constantemente al prejuicio social de su mismo género, quienes ven con malos ojos que sea ella la proveedora de la casa.

Los secundarios son memorables, hilarantes, dueños de extrañas escenas que sacan carcajadas, aunque poco aportan al avance de la trama general. Rene Russo, Adam Devine, Zack Pearlman (como el pasante que se niega a crecer) y Jason Orley brillan en sus momentos, sobre todo en la escena que gira en torno a un mail mal enviado. Robert De Niro parece rejuvenecer entre estos actores, llenos de chispa y carisma.

3

Aunque hacia el final el film se haga un poco tedioso, Pasante de Moda es una entretenida y liviana comedia que asegura un muy buen momento en el cine. Eso sí, hay varias cosas del guión que quedaron en el aire, como la terrible relación de Jules con sus padres o cómo Ben enfrenta una nueva relación amorosa luego de la viudez. A pesar de eso, Nancy Meyers saca adelante un largometraje que podría haber quedado en el cliché absoluto, pero que al final brilla gracias al tratamiento de sus personajes. No perdurará mucho en la memoria, pero la calidez de una historia bien contada siempre se agradece.  5/7

5ojos

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s