El Clan

Esta semana, a la cartelera llegó una de las cintas argentinas más alabadas de este año. Lo último de Pablo Trapero nos introduce en la vida de los Puccio, una familia que secuestraba personas con el fin de pedir rescate. ¿Lo más escalofriante de todo? Que todos sabían y algunos hasta participaban en los secuestros, contando hijos y esposa, y escondían a sus víctimas dentro de su propia casa, siguiendo la rutina familiar como si nada pasara. Ese salvajismo es el que Trapero logra muy bien retratar a lo largo del film, al mismo tiempo que conocemos lo más íntimo de los personajes, alejándolos de la burda caricatura. La violencia no necesita un propósito pero sí, a veces, lo necesita el que la ejecuta.

1

Basada en una historia de la vida real, El Clan muestra la historia de la familia Puccio, quienes secuestraban y asesinaban gente en los 80′.

El Clan es de esas películas que no deja a nadie indiferente. Con un excelente guión, sabe muy bien cómo acercar al espectador a unos personajes repulsivos, extraños, sin moral ni ley. El gran Guillermo Francella da vida a Arquímedes, el padre de familia, la mente manipuladora detrás de los crímenes. Francella logra sobrellevar a la perfección al protagonista, entregando escenas tremendas como el enfrentamiento en la celda. Frío, muy dueño de sí mismo, Arquímedes parece tener planificado todo, hasta las posibles vías de escape en caso de fallar. Es un ser cínico, egoísta, que cree hacer todo por su familia pero que, al momento de caer, no piensa hacerlo solo. Sus hijos también deberán pagar el precio de la sangre.

Trapero ha desarrollado ya un ojo fino en su filmografía. El montaje es preciso, meticuloso, impidiendo que queden cabos sueltos por contar. Hay escenas bellamente filmadas, como el plano secuencia donde Arquímedes lleva la comida a su víctima, la cual está esposado en el baño de la casa. Imposible es no disfrutar con el sonido de esta película, el cual logra hacer suaves transiciones entre escenas. Memorable es la utilización de los gemidos de una pareja teniendo sexo y unirla con la violencia de un secuestro.

2

Acá hay un trabajo de atmósfera simplemente impecable, que nos lleva a momentos de incómoda tensión como el sonido de un teléfono cuando la familia está reunida viendo televisión o Arquímedes observando desde su ventana la calle. Es la culpabilidad lo que los hace saltar ante cualquier situación, muchas veces cotidiana, pero es la impunidad lo que los lleva a seguir con los crímenes. El padre de familia es el resabio de una salvaje dictadura, un hombre incapaz de vivir en paz en democracia. Necesita el poder, sentir el control absoluto sobre otro individuo. No solo lo hace para oprimir y asustar a sus víctimas, sino que también para mantener cerca a sus hijos, sobre todo cuando ellos comienzan a dudar de sus acciones.

El final es tremendo, irónico y nos muestra que la justicia es un término que pocas veces se pone en acción realmente. El Clan es un largometraje redondo, inquietante de principio a fin. Lleno de tremendas actuaciones, vale destacar el enorme trabajo de Peter Lanzani como Alejandro, una promesa del rugby que no duda en ayudar en el secuestro de un amigo. Es un hombre ambiguo, que desea la aprobación de su padre a toda costa, aunque el amor de una mujer lo hará cuestionarse sus acciones y las de su familia. Lanzani brinda una de las mejores escenas del film cuando, estando en su tienda solo, Alejandro prueba el tubo de oxígeno de un equipo de buceo. El sonido se distorsiona, imitando el fondo del mar, dejando de manifiesto un personaje atrapado, asustado, quizás herido, pero muy, muy culpable.

3

El Clan es un imperdible, un festín de tremendas actuaciones y memorables escenas. Pablo Trapero logra dar con el ritmo justo, en una historia donde todos los personajes tienen algo que ocultar y donde la violencia siempre está latente, en el límite de lo visible. Porque los secretos de familia se protegen, hasta con cadáveres si es necesario.  6/7

6 ojo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s