Shaun el cordero

Hay películas animadas que logran encantar tanto a los más pequeños como a los adultos, gracias a temáticas jugadas y una técnica que deja con la boca abierta. Ejemplo de esto son las tremendas productoras como Laika o Ghibli. Shaun el cordero también va por ese camino, a pesar de su corta duración y de estar disfrazada por una anécdota que, a primera vista, puede parecer básica y pequeña.

1

Cuando Shaun decide tomarse el día libre y divertirse, termina por tener un poco más de acción de la que esperaba. Un problema con el granjero, una casa rodante y una muy pronunciada colina llevan a todas las ovejas hacia Big City, donde Shaun luchará por volver, junto al rebaño y el granjero, sanos y salvos a los verdes pastos del hogar.

Lo que hacen Mark Burton y Richard Starzak con esta película es asombroso. Basado en un spin off de la popular Wallace y Gromit, Shaun el cordero logra dar en el clavo en temáticas tan diversas como la amistad, la familia, el amor y las segundas oportunidades. Es una historia tierna, sincera, donde la conexión con el espectador se logra rápidamente. Es fácil simpatizar con estos animales de granja atrapados por la rutina, que anhelan un poco de vacaciones y aventura. Sin embargo, necesitan perder lo más preciado (el granjero y el hogar), para darse cuenta de que lo que tienen es mejor que lo añorado. 

2

Uno de los puntos fuertes de esta historia es cómo atrapa sin siquiera tener diálogos. Es una historia tan universal que los animales no necesitan un dialecto en específico para comunicar sus sensaciones o pensamientos. Además, como la ciudad está vista a través de los ojos de las ovejas, los humanos tampoco necesitan hablar para expresarse. La animación es simplemente hermosa: un detalle y dedicación de esos que hacen amar cada minuto de la película en pantalla grande. Detrás del stop motion hay tanto esfuerzo que se logra transmitir cuadro a cuadro.

4

Shaun el cordero destaca además por ser un film generoso con sus secundarios. Quizás porque la historia surge de personajes secundarios de Wallace y Gromit, Shaun y el resto del rebaño (si bien son los que llevan el relato) no son los únicos focos de atención. El “villano” está muy bien desarrollado a través de un trabajador de Control Animal obsesionado con que ningún animal se le escape. El relato también es generoso con el granjero, quien comienza a desarrollar su talento oculto en la ciudad mientras los fragmentos de sus recuerdos comienzan a aparecer poco a poco. 

Acá hay amor, ese lazo profundo de confianza y lealtad que se genera luego de años de convivencia. Ese cariño que engloba a la amistad y la familia como uno solo. En el momento de elegir entre los excesos que siempre soñaste versus la seguridad del hogar, la duda puede surgir por un momento, pero siempre la elección se la lleva el corazón y no la mente. Y es ahí donde radica lo más bello y perdurable de este film.

3

Shaun el cordero es uno de esos pequeños milagros que llegan a la pantalla grande, aunque bastante mérito tiene el festival Chilemonos, quien la estrenó primero este año durante el certamen. Si lo que les gusta es la buena animación con una historia que cale en lo más hondo, Shaun el cordero es una excelente elección para pasar un tiempo de calidad en familia, solos o con quien más prefieran. No se la pierdan.  6/7

6 ojo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s