Pixeles

Basada en el cortometraje creado y dirigido por Patrick Jean del año 2010, este largometraje prometía risas seguras desde su trailer. Sin embargo, y siguiendo lo que quizás es la maldición de Adam Sandler, Pixeles es una de las peores cintas que arribaron a la pantalla grande estas vacaciones de invierno: Chris Columbus (director de Harry Potter y la Piedra Filosofal) crea un film vacío, carente de lógica y sin ningún cariño por sus personajes.

1

Una raza alienígena malinterpreta un video enviado al espacio, lleno de imágenes de clásicos juegos de arcade, como una declaración de guerra, por lo que decide invadir la Tierra tomando la forma de los personajes de los videojuegos. 

Adam Sandler es un actor que siempre le da una firma dudosa a los largometrajes que protagoniza. Siempre buscando la comedia más fácil y casi vulgar en comparación a los mejores exponentes del género, Sandler logra caricaturizar cualquier personaje que llegue a sus manos. Y Brenner, el técnico de la empresa Nerd, no es la excepción: es un protagonista que no genera gran empatía con el espectador y que suelta chistes básicos que probablemente no hacen reír ni a los más pequeños. Si bien Pixeles viene antecedida por una interesante trama, acá todo se desmorona a los pocos minutos de comenzar el metraje. 

2

Todo se da por una coincidencia que toca muchas veces el absurdo, sobre todo en la relación amorosa que se forma entre Brenner y Violet. Concedo que las escenas donde aparecen los personajes de videojuegos están muy bien hechas; sin embargo, el resto de la historia se desinfla tan fácilmente que poco importa la invasión alienígena. De hecho, creo que lo más rescatable de este film es la animación de los créditos finales, creando un resumen hasta mejor actuado y narrado que todo el largometraje.

Chris Columbus vuelve a caer en sus mayores errores cuando se trata de dirigir películas para todo público. Una cosa es crear un producto ligero y fácil de disfrutar y otra es hacer films totalmente desechables y que no aporten nada al género. Basta recordar títulos como Mars Attacks! (1996) para saber que lo absurdo puede llevarse a un nivel de comedia lleno de dignidad e ingenio. Por otro lado, siento que hay actores totalmente desaprovechados como Peter Dinklage y Sean Bean dentro de roles que podrían haberse cortado perfectamente en la versión del guión final. 

3

Muy poco para rescatar y bastante para olvidar, Pixeles nos lleva a ese cine de entretención desechable y que cree que el espectador va solo a vaciar su cerebro al entrar a una sala de cine. Buscando la risa fácil con muy pocos recursos, lo nuevo de Adam Sandler solo es recomendable si el resto de las salas están llenas y se busca desesperadamente ver algo en la pantalla grande. Yo no la vería de nuevo ni siquiera si la pasaran en la televisión abierta un domingo en la tarde.

1 ojo

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s