Serie recomendada: Superhéroes en la televisión

“- Eres un niño jugando a ser héroe (…) Eso te hace peligroso. No es la máscara. No es la destreza. Es tu ideología. El solitario que cree poder producir un cambio.” (Daredevil)

Siguiendo con esta sección, les cuento que las series han comenzado a ocupar mi tiempo libre de una forma absorbente. Cuando comienzo una, no estoy satisfecha hasta que la veo entera, ojalá en el menor tiempo posible. Eso me pasó con las dos series que les vengo a recomendar: The Flash y Daredevil. Pues sí, los superhéroes se han tomado la televisión. Y estos dos están increíblemente adaptados.

1

2

Debo confesar que ambas series no llamaban mucho mi atención al principio y eso que soy una gran amante del cómic. No sé, siempre sentí que los superpoderes o ese tipo de historias quedaban bien en el cine, pero en la televisión (donde hay menos presupuesto) nunca logran ser fieles ni dignas adaptaciones del material original. Miremos por ejemplo el terrible resultado que es Constantine y Agents of SHIELD. Una clara muestra de que no todo lo que viene de una buena base puede quedar bien. 

Vamos de a una entre las recomendadas. The Flash fue una verdadera y grata sorpresa. Si bien en un principio la abandoné luego de ver los 4 primeros episodios, las buenas críticas que leía me hicieron retomarla. Y la amé. Mientras avanza la historia, los personajes van creciendo y los villanos se vuelven cada vez mejores. El gancho al final de cada capítulo siempre deja pidiendo por más. Y una serie que al principio parecía sonsa, comenzó a tomar un ritmo donde el drama, la comedia y la acción conviven de forma equilibrada, cada una en su dosis justa.

3

The Flash nos introduce en Central City y cómo un accidente dentro de los laboratorios S.T.A.R. logra crear una onda que convierte la naturaleza de algunos seres humanos, dándoles super poderes. Barry Allen es un joven científico forense que de repente ve cómo su velocidad logra niveles asombrosos. Debido a su increíble nueva capacidad, Allen decide convertirse en superhéroe y ayudar a la ciudad junto al doctor Harrison Wells, Caitlin Snow y Cisco Ramón (tres trabajadores y sobrevivientes de la catástrofe de los laboratorios S.T.A.R.).

Esta serie se sustenta en el carisma de los protagónicos y la buena química que se produce entre ellos en pantalla. Mucho ayuda un guión ligero, con un toque muchas veces algo adolescente, que hace que cada capítulo sea entretención pura. Acá no es necesario saber mucho del cómic, aunque si eres fanático de este personaje, los cameos de los villanos son un verdadero deleite. Y el crossover con Flecha Verde es un acierto que se goza de principio a fin.

Grant Gustin se afirma capítulo a capítulo como un digno Barry Allen. Pero si hay que nombrar un personaje favorito, para mí sería el detective Joe West, interpretado por un sólido Jesse L. Martin. Porque aunque The Flash es mucho más ligera que otras series de superhéroes, creo que su gran punto a favor es que sabe potenciar cada uno de sus personajes, volviéndolos entrañables para el espectador. Acá no hay secundarios de decorado (quizás Iris West sería la más floja en este sentido), pues todos cumplen un rol fundamental cuando la serie comienza a desentrañar su gran arco argumental.

4

Con Daredevil me pasó algo similar en un principio, donde mis expectativas no eran muy altas. Sin embargo, comencé a verla y me conquistó desde el primer capítulo. Está claro que Netflix se posiciona como uno de los grandes creadores de series. Daredevil es ambiciosa, oscura, violenta. Acá hay más que un hombre con poderes y disfraz: esta serie hace críticas directas a cosas tan actuales que es imposible quedar indiferente.

“- La gente busca la verdad, sin importar dónde la encuentre.

– Tal vez haya sido así cuando ambos éramos jóvenes. Este mundo que nos rodea está preocupado por bodas de celebridades y videos de gatos. Pero los temas complicados, los importantes, exigen demasiada concentración. Quitan demasiado tiempo al envío de mensajes de texto y a los miles de canales de televisión satelital.

– Supongo que yo tengo más fe en la Humanidad.

– Como Cristo, si recuerdo bien.”

Con esos diálogos, Daredevil se posiciona como la mejor serie de televisión proveniente del mundo del cómic. Una adaptación salvaje, magnífica, que por fin logra devolverle la dignidad a una historia que el cine hiciera pedazos (tal cual como pasó con Linterna Verde, quizás ese cómic también necesita una serie para olvidar el otro fiasco).

5

Daredevil es todo lo contrario a The Flash y es ahí donde radica su encanto. No solo porque uno no debe esperar semana a semana por capítulos (gracias Netflix por los 13 episodios completos de la temporada) sino que también el tono y el público objetivo son totalmente diferentes.

En Daredevil hay peleas dignas de películas asiáticas. De hecho, hay un tremendo homenaje hacia el final de uno de sus primeros capítulos. Acá hay sangre, huesos rotos, decapitaciones. Hasta el mismo protagónico es tremendamente humano, a pesar de sus poderes: no hay capítulo donde Matt Murdock no termine con suturas y moretones.

Daredevil nos lleva a Hell’s Kitchen y sus calles llenas de delincuencia. Dentro de la oscuridad que parece ir devorándose la ciudad, un justiciero ciego se alza para equilibrar la balanza. Matt Murdock es un abogado que perdió la vista cuando pequeño debido a un accidente. Todo lo que percibe es un mundo en llamas. Sin embargo, logra reponerse y controlar el poder que le fue dado al momento de quedar ciego: su oído y olfato son increíblemente agudos. De esta forma, Matt intentará salvar Hell’s Kitchen de los villanos que parecen inundar la ciudad.

Esta serie es un verdadero lujo, sobre todo si eres fan del cómic. Acá nada sobra ni falta. Las actuaciones son poderosas, resaltando la del magnífico Vincent D’Onofrio como el ambicioso Wilson Fisk, el mejor villano que he visto en el último tiempo. Daredevil se compone de personajes en constante conflicto con sí mismos, heridos hasta el punto de no retorno. Y eso es lo que la hace tan maestra, aparte de su impecable ejecución técnica (qué buena cámara y montaje tiene esta serie): es imposible no simpatizar con los personajes, no sentirse reflejados cuando se cuestionan su lugar en el mundo y la verdadera línea que divide el bien y el mal.

6

Y bueno, qué están esperando para ver estas series. Las dos con estilos distintos, pero que las une el hecho de estar muy bien logradas cada una en su tono. Menos mal hay personajes de cómic que logran salir con dignidad de las adaptaciones de la televisión, que francamente parecen ser horrendas la mayoría de las veces (no he visto Gotham, así que aclaro que queda fuera de este juicio). The Flash Daredevil son imperdibles si lo tuyo es la acción y los justicieros disfrazados. Acá hay calidad, además de horas de la mejor entretención.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s