Selma

Cuando Hollywood no está haciendo remakes, segundas partes o adaptaciones, está produciendo películas biográficas. Algunas con mayor suerte que otras (La teoría del todo es un ejemplo de ello), Selma es para mí una sorpresa, una de las joyas dentro del género. Injustamente dejada de lado en las categorías de actuación y dirección en los Oscar de este año (premiación que se caracteriza por no ser muy justa que digamos), este en un film estremecedor que deja de manifiesto que la pelea de Martin Luther King está más actual que nunca.

1

Crónica de la pelea que dio el activista Martin Luther King por los derechos civiles de la gente de color. La historia se centra en la marcha masiva que se realizó en 1965 desde Selma hasta Montgomery, Alabama, que logró que el presidente Lyndon B. Johnson aprobara la ley sobre el voto de la población negra en Estados Unidos.

Selma es tremenda de principio a fin. La maravillosa actuación de David Oyelowo logra elevar esta película a la maestría y a provocar en el espectador varios escalofríos. Con un tratamiento muy humano a la figura de King, Ava DuVernay se aleja de los lugares comunes y realiza un largometraje brutal, estremecedor y absolutamente actual.

2La brutalidad con que es tratada la gente de color solo por exigir el derecho de votar, como cualquier otro ciudadano norteamericano, logra calar profundo en el espectador. El racismo aún es un tema pendiente, tanto en ese país como en todo el mundo, sobre todo si hablamos del abuso policial que se produce con los negros en Estados Unidos. Solo por el color de piel se llega a catalogar a una persona como criminal y es baleada como un animal en la calle. Ahora los negros pueden votar pero, ¿han logrado ganar la libertad, la verdadera igualdad? No pude evitar hacerme ésta y otras preguntas en el momento en que el largometraje termina.

Qué buena secuencia de créditos finales tiene este film. Acá cada detalle cuenta y eso se demuestra en enormes planos que dejan ver a la muchedumbre sometida, donde todos dan lo mejor de sí en la actuación. En esta historia sobran las explicaciones, así que la decisión de mostrar siempre lo importante con imágenes y no con diálogos es lo más acertado. El montaje logra crear una película ágil, que jamás decae en ritmo, mientras que el guión sostiene perfectamente un hecho histórico sin necesitar caer en el cliché de la emoción fácil, sino que apelando a la humanidad detrás de la figura del héroe y de todos los que lograron sostenerlo en los momentos de crisis.

3

Ganadora del Oscar a Mejor Canción gracias a Glory (un temazo de esos que se hacen poco hoy en día en el cine), Selma es una joya que plantea una problemática aún sin respuesta. Valiente y sobrecogedora, esta película busca remover al espectador y dejar de manifiesto que la unión de muchos siempre hará la fuerza, pero que este poder es pacífico, una revolución necesaria que no debe caer en la misma brutalidad que se critica. No hay que callar, no más. La lucha de Martin Luther King aún persiste, esperando que el sueño de igualdad y gloria para la gente de color se haga realidad.

7

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s