Serie recomendada: House of Cards

Volviendo con la sección de series que deberían hacerse el tiempo de ver, les traigo una que a mí me envició y dejó pidiendo por más. House of Cards es una serie original de Netflix, una joyita que no hay que esperar por ver semana a semana, ya que lanzan todos los episodios de la temporada simultáneamente. Y créanme que lo agradecerán, porque una vez que se sumerjan en las intrigas de la Casa Blanca, ya no querrán salir más. 

1

En esta historia llena de intriga y poder, Kevin Spacey interpreta a Francis Underwood, un senador demócrata de Estados Unidos que ve como su ambición por ser Secretario de Estado se ve eclipsada por la decisión del nuevo presidente del país, a quien Underwood ayudó para ser electo. Junto a su mujer Claire Underwood (una increíble Robin Wright), Francis planea su venganza contra aquellos que lo traicionaron.

Este drama político engancha desde el primer capítulo. El recurso de que Spacey hable a cámara sus mas retorcidos pensamientos es lo que eleva a esta serie a la genialidad, convirtiendo al espectador en un testigo activo de la historia. En la primera temporada se nos presentan todos los personajes fuertes; sin embargo, acá nadie es imprescindible, como veremos al inicio de la segunda temporada. Acá cualquiera puede morir si se deja atrapar por las redes de Underwood.

2

Kevin Spacey es un tremendo actor y él lo sabe. No hay momento en que flaquee, como si el personaje hubiera sido hecho a su medida. Casi tocando la locura, Spacey logra crear un senador que es capaz de entregar su alma con tal de lograr su cometido: ser el hombre más poderoso de Estados Unidos. Por su lado, Robin Wright interpreta a una esposa para nada sumisa, llena de armas que podría utilizar hasta contra su propio esposo. Hermosa y decidida, Claire es un personaje que uno termina amando y odiando con la misma intensidad.

En el reparto también hay increíbles secundarios que lo dan todo capítulo a capítulo, por nombrar a algunos está Michael Kelly, como el fiel y rehabilitado Doug Stamper, quien no hay nada que no haría por el senador; Michael Gill, un muy influenciable presidente Garret Walker; Kate Mara como Zoe Barnes, una periodista que es capaz de entregar todo con tal de tener la noticia de primera plana; Mahershala Ali, como el enigmático y traicionero Remy Danton; y es imposible dejar fuera a la siempre sólida Constance Zimmer, interpretando a la única con el suficiente sentido común para no entrar en un juego que sabe que se parte con desventaja, la periodista Janine Skorsky.

3

Me encanta el ambiente que logra generar esta serie. Con una perfecta y cuidada dirección de arte y fotografía, House of Cards se alza como una serie de drama técnicamente perfecta. La cámara nos devela los secretos de cada rincón con encuadres o suaves movimientos, como si se tratara de los ojos del espectador. El guión de cada capítulo es una joya tras otra. La historia se mantiene siempre en alza, con un Underwood cuya ambición no parece tener límites. Acá se escala a punta de inteligencia, amenazas y conspiraciones. La violencia es el último recurso que se utiliza, solo cuando la manipulación ya no es efectiva. En el mundo de la política y el poder casi no hay afectos. Todos son peones sacrificables dentro de un juego donde siempre hay un solo ganador.

4

“La democracia está tan sobrevalorada”, “Siempre he detestado la necesidad de dormir. Al igual que la muerte, pone incluso hasta a los hombres más poderosos de espalda”, “No existe la justicia. Solo partes satisfechas” y “Solo hay una regla: cazar o ser cazado”, son algunas de las frases que se lanza Francis Underwood mirando directamente a cámara, convirtiéndonos en cómplices de una verdad incómoda, pero verdad al fin. Claramente, la política está hecha solo para aquellos que pueden soportar y sobrevivir a sus consecuencias.

La tercera temporada se estrena el 27 de febrero y los que vimos las anteriores dos sabemos que esta historia terminó en su mejor momento. La vara es alta y las expectativas son muchas, pero estoy segura de que esta serie volverá por su merecidísimo sitial entre las mejores del año. Perfecta, redonda y siempre sorprendente, House of Cards es la muestra de que la televisión puede dar grandes obras cuando se lo propone en serio.

Anuncios

3 comentarios en “Serie recomendada: House of Cards

  1. Pingback: Nominados Emmy Awards 2015 | Cine Chasquilla

  2. Pingback: Lugares oscuros | Cine Chasquilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s