Inquebrantable

La nueva incursión de la actriz Angelina Jolie en la dirección plasma en la pantalla grande una historia de sobrevivencia, lucha y esperanza. Una de esas historias de la vida real que te dejan sin habla, que te hacen cuestionar cuánto puede llegar a aguantar el ser humano. Inquebrantable pertenece al grupo de películas que cuentan con una base tan potente, que rápidamente se vuelven favoritas tanto del público como de los críticos.

1

Después de un casi fatal accidente aéreo durante la Segunda Guerra Mundial, el corredor olímpico Louis Zamperini queda durante 47 días sobre una balsa en el mar, junto a dos de sus compañeros. Cuando nada se puede poner peor, es rescatado por un barco japonés y enviado a un campamento para prisioneros de guerra.

Esta película cuenta entre sus guionistas a los hermanos Coen, así que las expectativas son altas. La historia de Zamperini es tan increíble por todo lo que tuvo que vivir, que es imposible que no genere profundas emociones en el espectador. Pero por alguna razón, algo en este film no funciona. Y creo que el problema radica en la forma de abordar la historia. Una lucha humana que debería generar inmediata conexión con el espectador, al final hace un poco todo lo contrario: me costó entrar en la película, en el medio es fría y se aleja y al final solo termina emocionando en el momento en que vemos imágenes del verdadero Zamperini.

2Inquebrantable termina siendo un largometraje correcto, que parece hecho pensando solo en arrasar en premiaciones. Creo que el mayor error que comete es que jamás toma una postura clara respecto a los acontecimientos, y eso es imposible cuando se narra sobre los horrores de la guerra. Además, su visión es bastante inocente cuando se trata de mostrar la violencia del conflicto: es tan poco que realmente vemos del sufrimiento del héroe, que termina generando una distancia fatal con el espectador. Acá hay un miedo terrible por mostrar cómo la guerra transforma a los hombres en bestias. Faltó jugársela, no quedarse a medias tintas.

Eso sí, debo destacar la actuación de sus protagonistas, quienes dan todo lo que en dirección y guión tuvieron miedo de entregar. Claro, milagros no pueden hacer, pero Jack O’Connell logra plasmar con dignidad a este hombre que jamás se dio por vencido. Takamasa Ishihara (famosa estrella de rock conocida como Miyavi) es la revelación de la película: logra dar con un “villano” redondo, perfecto, un torturador tan humano que tiene tanto o más miedo que sus torturados. Una marioneta, un soldado, un simple hombre más de la guerra.

3

Para una historia tan sobrecogedora e impactante, creo que a este film le faltó más sentimiento y menos explicaciones obvias. Jolie queda al debe con una película que cumple con lo básico, pero que debería haber dado mucho más.

4

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s