Éxodo: Dioses y Reyes

“Tu duermes tan bien, hijo mío, debido a que sabes que eres amado”.

Yo no soy muy fanática de las películas basadas en textos religiosos. Quizás me molesta un poco que sus lecturas siempre sean conformistas y planas con respecto a la historia contada y que, muchas veces, la gente creyente tenga mayor información sobre lo que sucede que el público general. Con esto esto en mente, fui a ver “Éxodo: Dioses y Reyes”, lo nuevo de Ridley Scott y de la ya muy manoseada historia de Moisés.

1

 “Éxodo” nos cuenta la historia del personaje bíblico Moisés, quien fue criado desde pequeño junto a Ramsés por el faraón egipcio. Sin embargo, cuando Moisés descubra sus orígenes hebreos, será condenado a un destierro donde encontrará la fe que lo lleve a guiar a su pueblo hacia la libertad.

La primera hora de la película se me hizo eterna. Lo que sí, debo admitir que se alejaba un poco de las típicas historias religiosas, ya que se centraba mucho más en la condición humana de sus personajes y sus cruzadas personales. Con un inicio muy al estilo “Gladiador”, siento que “Éxodo” se demora mucho en partir. Para mí, la trama comienza a volverse interesante en el momento en que Moisés es desterrado y abandonado en el desierto. Todo lo anterior es una larga introducción que a ratos se vuelve tediosa.

2

Hay hartas cosas que me gustaron (y me sorprendieron) de esta versión de Ridley Scott sobre la historia. El enfoque de Moisés me parece cercano, sobre todo en los momentos en que duda de la base de su fe y de los propósitos de Dios. Casi pude sentir a un Moisés débil, muy humano, incapaz de creer en una fuerza superior tan castigadora. Acá no hay un anciano que haga magia con el bastón; en “Éxodo” solo hay un hombre intentar salvar a todo un pueblo a través de las tácticas de guerra que tan bien aprendió desde la infancia.

Mostrar a Dios a través de la figura de un niño es uno de los puntos altos del film, ya que justifica el temor de los personajes hacia un ser divino algo inconsistente. En la película, Dios es caprichoso y vengativo, como un pequeño que busca conseguir lo que desea bajo cualquier costo. De hecho, me sucedió algo curioso: uno generalmente odia a los egipcios cuando conoce esta historia, sin embargo uno en este largometraje logra empatizar en varias ocasiones con Ramsés y su pueblo.

3

Otro de los puntos altos del largometraje radica en sus actuaciones. Acá nadie falla, pero hay algunos que brillan. Qué momentos logran mantener Joel Edgerton (Ramsés) completamente solo. La escena de la muerte del hijo de Ramsés logró ponerme los pelos de punta. Y la escena final logra mantener al espectador en tensión, aunque uno ya sabe cómo todo termina. Quizás es la duda de Moisés cuando llega al mar y el hecho de que no sea él quien abra las aguas, lo que vuelve ese último enfrentamiento en algo épico y muy entretenido de ver.

4

Si pongo en la balanza lo mejor y peor de la película, creo que termina siendo un film entretenido, mucho más arriesgado en algunas propuestas que otros largometrajes religiosos, que logra crear una conexión con el espectador que termina captando su atención hasta el final del relato. Así que yo le doy 5 ojos chasquillosos a esta película que en su final está dedicada al hermano del director, el fallecido Tony Scott.

5

Anuncios

Un comentario en “Éxodo: Dioses y Reyes

  1. Pingback: Misión Rescate | Cine Chasquilla

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s