Serie recomendada: Masters of Sex

“-Quiero decir, algunas cosas no las puede curar ningún médico, sin importar lo bueno que sea, ¿verdad? No se puede operar el alma. Solo Dios puede hacerlo.
-Si crees en esa clase de cosas. Quiero decir, mucha gente lo cree, obviamente. Antes de la ciencia, había que tener alguna forma de explicar las cosas. Un hombre con barba en el cielo tiene tanto sentido como cualquier otra cosa.
-Eso es simplificar las cosas un poco.
-Bueno, solo quería decir que…
-Ya sabes, la gente necesita encontrar el sentido de las cosas en algo más. Necesitan creer en algo.
-El segundo principio de la termodinámica está bien y es irrefutable, lo de que el universo se precipita inexorablemente hacia la entropía.
-Así que la vida no tiene sentido, y todo el dolor y sufrimiento es una pantalla, caos aleatorio.”

Esta es una de las tantas joyitas de diálogos que se pueden encontrar en la segunda temporada de Masters of Sex. Porque esta serie, que en un principio solo creí que tendría puras chiquillas desnudas (como Game of Thrones), resultó ser mi mayor descubrimiento del año pasado. De actuaciones soberbias (algunas que hasta lograron superarse en esta segunda temporada), un sólido guión y una utilización de los recursos audiovisuales simplemente soberbia, Masters of Sex queda dentro de mi reducida lista de las mejores series del año.

MASTERS OF SEX (SEASON 2)

¿No sabe de qué va la serie? Pues está basada en el libro del mismo nombre, el cual narra las peripecias del doctor William Masters y Virginia Johnson, los pioneros en estudiar la sexualidad humana y cuya investigación desencadenó la revolución sexual en Estados Unidos.

Los papeles principales son interpretados por tres tremendos actores: Michael Sheen da vida al respetable doctor William (Bill) Masters, quien debe enfrentarse a sus peores demonios si quiere sacar adelante la investigación; Lizzy Caplan (a quien le robaron el Globo de Oro de este año) es Virginia Johnson, una mujer que comenzó como secretaria para el doctor Masters pero que luego se volvió otra investigadora del estudio, sacrificando la familia y los sentimientos; y por último está Caitlin FitzGerald como Libby, la abnegada esposa de Masters, quien en esta segunda temporada se luce con mayor profundidad de su personaje y con unas actuaciones que ponen los pelos de punta.

2

La segunda temporada de la serie tiene grandes y memorables momentos. El capítulo en la pieza de hotel, donde se enfrentan Virginia y Bill simultáneamente mientras ven un famoso match de boxeo, es uno de los puntos altos de la serie. Es tan perfecto en diálogos y actuaciones, que hasta podría ser una película. La actriz Julianne Nicholson aporta tremendos momentos de humanidad y dramatismo (cómo olvidar el capítulo donde se profundiza en la amistad entre dos mujeres) con el papel de la enferma doctora Lillian DePaul. Y Michael Sheen se supera en esta temporada, sobre todo cuando su personaje debe enfrentar la tortuosa relación con su familia cuando niño (padre abusador, madre sumisa y hermano privilegiado) y cuando debe enfrentar su propia impotencia ante el acto sexual.

Pero quien se roba la película esta temporada es indudablemente Libby Masters. Esta feliz ama de casa, cuyo drama en la temporada anterior consistía solo en sus ansias de tener hijos y formar una familia perfecta junto a Masters, ahora se da cuenta de que la perfección no trae necesariamente la felicidad que necesita y merece. De que realizarse como mujer no significa cuidar de los niños y la casa, sino que también incluye sentirse querida y deseada, además de ser útil y dejar huella en algún trabajo significativo (lo que para ella es superar los prejuicios y ayudar a la comunidad negra, llegando a enamorarse de uno de sus líderes). Por fin este personaje se aburrió de ser la engañada de la historia y comenzó a jugar el mismo juego que su esposo. Caitlin FitzGerald sorprende, convirtiéndose en una de las razones para ver esta serie.

3

Masters of Sex se vuelve mi recomendación de la semana, un imperdible si usted es amante de las buenas series. No se deje engañar por la premisa más general de la historia, porque esta serie esconde más secretos de los que aparenta. Masters of Sex es transmitida por HBO y la semana pasada se emitió el último capítulo de la segunda temporada en Estados Unidos, siendo confirmada para una tercera. Así que yo que usted comienzo ahora una maratón. No se arrepentirá.

Bonus: Acá les dejo algunas fotografías de los reales involucrados en la revolución sexual.

4

                            Virginia Johnson y William Masters en su oficina en 1970.

5

Virginia Johnson cuando joven y aspiraba a ser una famosa cantante.

Mrs. Virginia E. Johnson;William H. Masters

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s