El círculo de la venganza: Oldboy (2013)

Debo partir diciendo que estoy en total desacuerdo con la moda innecesaria de los remakes. Para mí, es solo otra forma facilista de Hollywood para escapar de su evidente sequía de ideas. Pero bueno, hay películas regulares que en su remake se convierten en un producto mejor, aunque esos casos son los menos. Y quizás es ahí donde radica el gran error de la nueva película de Spike Lee: Oldboy es un film que no necesita una nueva versión, pues la original es demasiado maestra como para repetir su fórmula y, más aún, hacerla pasar como una historia gringa.

1

En 1993, Joe Doucett (un alcohólico ejecutivo de publicidad) es secuestrado y confinado a una pequeña habitación de hotel. Durante 20 años es privado de libertad, teniendo que aguantar el cruel asesinato de su ex esposa (crimen por el cual lo culpan) y la lejanía de su pequeña hija. Al ser liberado, Joe no tendrá más que un objetivo por el cual seguir viviendo: vengarse de la persona que lo capturó.

Hay dos formas de ver esta película: una, enfrentarse a ella como un film de acción gringa cualquiera, pretendiendo que no tiene ninguna otra base; la otra, comparándola con el exquisito y tremendo largometraje que dirigió Park Chan Wook en el 2003 (y, si eres aún más fanático de la historia, compararla con el manga). En cualquiera de los dos casos, esta película está destinada a salir perdiendo. Y si nos vamos a la segunda opción, Oldboy (2013) se convierte en una atrocidad que jamás debió haberse filmado. Así de extremo.

2

Los remakes norteamericanos de películas extranjeras funcionan solo cuando la trama es capaz de adaptarse a su idiosincrasia. Y la historia de Oldboy es demasiado asiática. ¿Por qué? Solo los asiáticos pueden planear una venganza tan elaborada y detallista, llevando a ejecutarla durante 20 años. Los gringos (y está comprobado con los tiroteos que se producen cada cierto tiempo) llegan y disparan cuando creen que algo o alguien los ha atacado. No existe en su idiosincrasia la idea de esperar, de dejar madurar algo para luego dejarlo caer con la mayor violencia posible. Y es por eso que ya no puedo entrar en el juego de la película desde un comienzo, pues le falta credibilidad. Oldboy se vuelve algo imposible de adaptar desde su concepción, y es eso lo que Spike Lee no logró ver a tiempo.

3

4

Está bien actuada eso sí, pero hasta elementos técnicos me resultaron molestos. Intentar replicar el increíble plano secuencia de pelea que hiciera Park Chan Wook me parece una barbaridad: el creado por Spike Lee tiene poco impacto en el espectador, volviéndose una burda copia del original. Mejor hubiera innovado con algo propio en vez de intentar hacer lo mismo. Parecía como esas réplicas que hacen los fans de escenas famosas. Mal ahí.

5

Todas las escenas de violencia me parecieron tan excesivas, como que Spike Lee se esforzó tanto en que fueran bien gore, que creo que terminan provocando todo lo contrario que se busca: vi el film con una persona que odia la sangre y ella se terminó riendo de algunos martillazos en la cabeza. No parecen reales. Hasta la concepción de violencia de los coreanos se intentó adaptar, pero los resultados no fueron los mejores.

6

Y cambiarle el final a mí me parece un pecado capital. Porque, si en la película coreana se invertían constantemente los papeles de víctima y victimario, aquí los bandos se hacen claros, perdiendo el mayor sustento que tiene una venganza: su infinito. Es un círculo vicioso del que no puedes escapar.

7

En resumidas cuentas, no me gustó para nada Oldboy (2013). La original pesa demasiado. A esta le falta consistencia. Donde Park Chan Wook deja un potente mensaje sobre cómo un simple chisme puede arruinar tu vida y la de otros, acá Spike Lee solo deja martillazos, garrotazos y heridas de corta cartón por doquier. Porque en Oldboy (2013) no hay muchas segundas lecturas ni, mucho menos, una visión clara y verdadera sobre lo que sustenta la trama del relato: la venganza.

¿Mi calificación? Me tapé bien los ojos con mi chasquilla y me fui indignada para la casa con una película que probablemente olvidaré mañana (y ojalá así sea).

0

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s