Una familia peligrosa

Una familia peligrosa es otro estreno de la semana que resulta de una adaptación (de la novela Badfellas, de Tonino Benacquista). Robert de Niro interpreta al patriarca de una familia que escapa de cualquier canon tradicional: todos están bajo protección de testigos debido a que él vendió a todos sus amigos de la mafia de Brooklyn. Ahora la familia debe trasladarse a Francia para iniciar una nueva vida, pero adaptarse puede ser más difícil de lo que parece, más aún si todos los problemas se solucionan con el viejo método de la violencia.

Imagen

Esta película de Luc Besson (director de El quinto elemento y León el profesional) es una mezcla de géneros con un regular resultado. El tráiler ya engaña desde un principio, pues hace pensar que Una familia peligrosa es un film de comedia, pero debo admitir que son muy pocas las risas que saca. Quizás el humor del largometraje es muy negro, bastante lejano a lo que se mostrara en el avance de los cines.

Es una película que conoce sus limitaciones y, por esta razón, goza de sus imperfecciones y resalta muy bien sus atributos. Es poco ambiciosa y, por ende, no decepciona. De grandes actuaciones, muestra a una Michelle Pfeiffer en todo su esplendor. Luc Besson crea una film técnicamente bien hecho: el montaje rápido le proporciona agilidad y tensión a las escenas de acción, la economía de planos hace que el director cree encuadres muy bien compuestos y la abundancia de primeros planos saca lo mejor de todo el casting que conforma el film, sobre todo de Dianna Agron y John D’Leo (los hijos de la familia).

Imagen

Una familia peligrosa tiene momentos que hacen que la entrada al cine valga la pena. La escena de cuando el grupo de mafiosos baja del tren se vuelve inolvidable debido a la música escogida (la canción del grupo Gorillaz, aunque a primera vista no parece pegar con la trama, queda perfecta). El momento del visionado en el debate del videoclub es épico, sobre todo cuando uno se queda a los créditos y nota que Martin Scorsese es productor ejecutivo del largometraje.

Imagen

Yo le tomé cariño a Una familia peligrosa al salir del cine. Aunque está lejos de la perfección, creo que Luc Besson se la jugó por un tipo de cine personal y que hace a puro disfrute. Y eso se nota desde las actuaciones hasta los detalles técnicos más mínimos. Yo le doy 5 ojos con chasquilla media despejada, por su honestidad y porque la disfruté de principio a fin.

5

Bonus criticón: Debo decir que vi esta película en el complejo Cinemark Plaza Vespucio, en la sala más pequeña e incómoda del lugar. El asiento casi me deja con tortícolis. Y eso influyó un poco en mi disposición y ánimo hacia el final del film. Sala 6, te odio.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s