El kaiju eiga en su máxima expresión: Godzilla (2014)

Debo comenzar esta columna declarándome una fiel admiradora de las películas de monstruos y aclarando que odio profundamente el anterior film hecho por Hollywood a uno de los más grandes exponentes del kaiju: Godzilla. Quizás es por esta misma razón que mis expectativas con respecto a esta nueva interpretación del mítico monstruo japonés eran bastante bajas (Hollywood tiene tendencia a destruir todo lo oriental cuando se decide a adaptarlo). Pero Godzilla (2014) me sorprendió. Es más, para mí se convirtió en una de las mejores películas de este género que se han hecho en el último tiempo.

1

Godzilla es uno de los monstruos más famosos de la gran pantalla, apareciendo ya en 28 películas; quizás es por esta razón, que la tarea de hacer otra película del dinosaurio mutante gigante parecía ser casi una obligación luego del desastre anterior (que es mejor dejar de recordar). Pero la tarea no era sencilla y es por eso que el director de la nueva entrega, Gareth Edwards (quien dirigió la magnífica Monsters), se lleva todos mis elogios. Porque aunque el kaiju eiga sea a veces menospreciado, este género requiere un gran dominio que debe verse reflejado desde la etapa de guión. Las películas de monstruos generalmente esconden algo mucho más profundo que sólo peleas de seres gigantes, ya que el kaiju refleja la impotencia del ser humano ante la magnificencia de la naturaleza y nos recuerda una vez más lo insignificantes que somos ante catástrofes imposibles de controlar. La fragilidad de la vida. Y el tremendo miedo que tenemos hacia lo desconocido.

2

Godzilla (2014) es un film que se nota que tiene su base en las películas kaiju japonesas de los años 50 (cabe mencionar que el célebre dinosaurio vio la luz por primera vez en el largometraje Gojira de 1954, producida por los estudios Toho). Godzilla en este nuevo film no es un destructor, sino más bien un salvador, tal como fuera en las películas de antaño. Es el encargado de mantener el equilibrio entre la existencia de criaturas gigantes y el resto de la humanidad. En el nuevo largometraje, Godzilla y los otros monstruos gigantes siguen representando nuestros mayores temores actuales: los desastres nucleares, terremotos, tsunamis. Godzilla nos recuerda una vez más que hemos jugado a ser falsos dioses y que, con ello, hemos destruido gran parte de nuestro entorno. La naturaleza claramente es algo que no se puede controlar.

El largometraje cuenta con grandes actores (Juliette Binoche, Bryan Cranston y Ken Watanabe) y un despliegue visual que no escatima en recursos. Debo mencionar que el actor protagónico (Aaron Taylor-Johnson) es quizás uno de los puntos débiles de este film, ya que no logra crear una real conexión con el espectador, haciendo que su desenlace no genere gran expectación. Otro punto fuerte de la película es la música: Alexandre Desplat hace un trabajo magnífico, convirtiéndose en parte fundamental del film. Los momentos más impactantes de Godzilla (2014) se deben a la increíble partitura que los acompaña. Alexandre Desplat logra crear una banda sonora que es sobrecogedora, angustiante, llena de terror. Perfecta por donde se le escuche.

3

 Aunque considero que Godzilla (2014) es una joyita del kaiju, debo decir que hay algunas cosillas que no me gustaron. Considero que la tan esperada aparición del dinosaurio gigante es demasiado dilatada en el film, logrando que me cansara un poco. Uno paga la entrada para ver monstruos en acción, no para estar una hora sentado viendo científicos hablar sobre el tema. Además, creo que la historia principal se sustenta demasiado en coincidencias supuestamente azarosas, hasta el punto que uno llega a pensar que los monstruos gigantes persiguen al protagonista y no a la inversa.

Godzilla (2014) es un largometraje sorprendentemente bien hecho, que hace que uno se asombre constantemente. Visualmente impecable, las dos horas de duración del metraje apenas se sienten. Y uno queda con ganas de ver más. Eso sí, el 3D no aporta mucho a la narración, así que mi recomendación es verla en 2D. Y vaya preparado, porque el majestuoso Godzilla esconde más trucos bajo la manga de los que se imagina.

¿Mi calificación? Yo me asombré tanto con este nuevo remake que tuve que hacer a un lado la chasquilla para poder verla con 6 ojos. Un seco Godzilla.

6

Anuncios

Un comentario en “El kaiju eiga en su máxima expresión: Godzilla (2014)

  1. Pingback: OST favoritos: Godzilla |

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s