SANFIC 9: The Grandmaster y el Kung fu

“Kung fu: dos caracteres. Uno horizontal, uno vertical. Aquellos que están equivocados… caen. Solo el último que quede de pie al final, está en lo correcto. ¿No es cierto?”. Con estas palabras del personaje de Yip Man, interpretado magistralmente por el actor Tony Leung Chiu Wai (“Con ánimo de amar”, “2046”, “Héroe”), se da comienzo a la nueva película del afamado director hongkonés Wong Kar Wai, titulada The Grandmaster.

Fui a ver esta película en el marco del SANFIC 9, cuya función se realizó el día sábado en el cine Hoyts La Reina. Debo admitir que mis expectativas eran muy altas y, para mi felicidad, la película logró dejarme satisfecha y muchas veces hasta asombrada.

1

El inicio de la película es realmente sorprendente. Se muestra una batalla de Kung fu bajo la lluvia, cuya coreografía me dejó con la boca abierta. La fotografía, las posiciones de cámara y la agilidad del actor para hacer cada uno de los movimientos logró que mi estómago se contrajera de emoción. Con esto ya sabemos que Yip Man fue un grande de las artes marciales, ahora solo nos queda comprender cómo fue su camino para convertirse en leyenda.

¿Usted no sabe quién en Yip Man? Pues bien, él fue el primer Shifu (maestro) de las artes marciales chinas en el estilo Wing Chun (sistema de defensa personal constituido por 6 elementos técnico-tácticos), conocido acá en Occidente por el hecho de ser el maestro del gran Bruce Lee. Era un hombre que vivía y respiraba las artes marciales no solo de forma física sino también de manera espiritual; por ello, Yip Man se convirtió en el mejor maestro de artes marciales del mundo y aún es venerado por seguidores de diferentes nacionalidades que viajan para rendirle homenaje a su tumba en Hong Kong.

2

3

Wong Kar Wai se demoró años en realizar su película sobre la vida de esta leyenda de las artes marciales. Durante 7 años el director cruzó China en busca de maestros del kung fu, logrando reunirse con más de 100 de ellos con el fin de investigar a fondo todos los estilos de este arte. “Es muy difícil entender a Yip Man sin saber o mostrar a la audiencia el tiempo en el que vivió y los antecedentes de su familia. Así que tuvimos que reconstruir todo el periodo”, dijo Wong Kar Wai en una reciente entrevista sobre el gran trabajo que le acarreó hacer una película biográfica que lo dejara satisfecho. Agrega además que los actores se sometieron a un duro entrenamiento, pues en el rodaje no se utilizaron dobles ni efectos de computadora en las peleas. “Realmente filmamos por 22 meses a lo largo de 3 años, en los que tuvimos que detenernos 2 veces porque Tony (Leung, protagonista del film) se rompió el brazo durante una práctica y un ensayo”.

Todo ese arduo trabajo logra verse en pantalla. Las peleas son espectaculares, las actuaciones sobrecogen en varios momentos claves de la película y el trabajo de cada uno de los técnicos es impecable. La película jamás flaquea y nunca acaba con nuestra capacidad de asombro. Se nos muestra un Yip Man invencible en cada una de sus batallas, pero vulnerable cuando se trata de sus emociones y vida personal. Ahí es donde Gong Er, personaje interpretado por la deslumbrante Ziyi Zhang (“El tigre y el dragón”, “Héroe”, “La casa de las dagas voladoras”) cumple un papel fundamental; entre ella y Yip Man se forma una relación que Wong Kar Wai logra abordar con esa que yo llamo “sutileza apasionada” que lo caracteriza.

4

La película tiene un gran trabajo cuando se trata de representar el difícil contexto histórico que vivieron los personajes: la ocupación japonesa de Foshan en octubre de 1938 supone un duro revés para Yip Man, quien ve como su vida acomodada se ve destruida y debe luchar por llevar alimento a su familia. Así mismo surge el conflicto central que mueve la vida de Gong Er, pues su hermano de Kung fu, Ma San, decide unirse a los japoneses y luego enfrentarse a su maestro, padre de Gong Er.

5

The Grandmaster es una gran película que no debe perderse. Eso sí, debo decir que los subtítulos de la proyección del Festival tenían algunos errores de redacción, ortografía, de desfase y hasta faltaban subtítulos en algunas leyendas, lo que hacía que uno se saliera un poco de la película al no entender lo que se decía en algunas partes. A pesar de ese pequeñísimo detalle, The Grandmaster es una joya con la que otra vez Wong Kar Wai deja de manifiesto su extraordinario talento para hacer cine del bueno.

No se pierda la oportunidad de verla en pantalla grande en el marco del SANFIC, pues dudo mucho que llegue a estrenarse en salas nacionales. The Grandmaster tiene función nuevamente este miércoles 28 de agosto a las 19:50, en el cine Hoyts La Reina. Anótelo en su agenda, le aseguro que no se arrepentirá.

Aquí les dejo el trailer de la película, para que vaya empapándose del arte del Kung fu, además de una fotografía que muestra al gran Yip Man junto a un joven Bruce Lee:

6

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s